Vuelve el fútbol a Vallejo tras la riada de 1957

El día uno de diciembre de 1957 el fútbol regresó a Vallejo en su máxima expresión. Atrás quedaban los efectos devastadores de la riada que anegó la ciudad de Valencia en octubre tras desplomarse el cielo con una virulencia inusitada. Las consecuencias del desbordamiento del cauce del Río Turia fueron catastróficas. El feudo azulgrana sintió los efectos aniquiladores del agua. La superficie del verde se convirtió en un lodazal y parte de sus instalaciones quedaron maltrechas. La directiva del club presidido por Antonio Román se afanó en demandar ayudas a los organismos oficiales para reconstruir la instalación. Desde un prisma deportivo, el desastre determinó que el Levante tuviera que alterar y modificar el orden natural de los partidos ante la imposibilidad de afrontar los choques como local en Vallejo. No obstante, en el arranque de diciembre lacró una herida que supuraba. El Córdoba era el adversario del bloque granota. La victoria final, (4-3), se quedó en casa.

Años cuarenta y cincuenta

Los autárquicos años cuarenta fueron una continuada huida hacia delante. Pese a rozar el ascenso a Primera División en la aventura inicial bajó las siglas del UDLG, las crisis económicas se sucedieron poniendo en entredicho la estabilidad de la institución. Desde un prisma deportivo, el club, bautizado como Levante U.D. desde junio de 1941, retomando los colores azulgranas del Gimnástico,...

De UDLG a Levante UD

Fue en los primeros días de junio de 1941. Una escueta nota de prensa recogía las permutas en materia jurídica de la entidad que había nacido a la conclusión de la Guerra Civil tras la fusión obligada del Levante y Gimnástico. La UDLG (Unión Deportiva Levante-Gimnástico) pasaba a la historia. Los rectores de la sociedad notificaron a la Federación Valencia...

Estreno de los colores azulgranas ante el Real Madrid en 1941

El Real Madrid y el Levante estaban citados sobre la superficie del feudo de Vallejo el domingo 21 de septiembre de 1941. Era el típico encuentro de presentación en sociedad de la escuadra levantinista. Atrás quedaba el verano y la reestructuración de la plantilla destina a competir en Segunda División en el curso 1941-1942, pero aquel choque trascendió al tiempo....