Juanfran, primer jugador centenario en la máxima categoría

La tarde presagiaba emociones fuertes en el ámbito colectivo, pero también en la esfera de lo personal. Y Juanfran lo sabía. El F.C. Barcelona llamaba a la puerta del Ciutat en una nueva confrontación del curso 2013-2014. El capitán, anclado al once titular de Caparrós, celebraba la condición de jugador centenario en el marco de la elite. Nadie lo había conseguido. Juanfran recibió en los prolegómenos de duelo una camiseta con el número 100 en su reverso como señal y testigo inequívoco de la efeméride festejada. Francisco Fenollosa y Quico Catalán ejercieron de cicerones. El futbolista se instaló en el eje de la zaga, junto a Navarro, y se sumergió en un partido sumamente discutido por parte de dos rivales alejados. Vyntra elevó la autoestima del grupo con un cabezazo ganador. Piqué recompuso la imagen del Barcelona aunque no hubo variaciones en el marcador Fue un punto celebrado. Juanfran marchó de Orriols, en una jornada repleta de simbolismo, saboreando todo un puntazo, en cierto modo, inesperado y con una camiseta del Barça con la rúbrica de los protagonistas.

Tercer milenio

Tras un breve interludio en Segunda División B, curso 1998-1999, el Levante preparó el asalto a la Primera División con Pedro Villarroel, principal accionista del club, en la presidencia con Mijatovic y Amato como estandartes, ejercicio 2002-2003, si bien el ascenso, que rompía con más de cuarenta años de carestía, situó en lo más alto de la representación institucional a...

Mijatovic firma con el Levante sobre la bocina

El tiempo expiraba. El plazo de inscripciones para la temporada 2002-2003 tocaba a su fin y el Levante agilizó los movimientos efectuados para cerrar la contratación de Pedja Mijatovic. El atacante montenegrino se convirtió en el fichaje estrella de la categoría de Plata. Durante una temporada defendería la elástica azulgrana en Segunda División A. La noticia había saltado con anterioridad....

La carrera entre Ballesteros y Ronaldo

El tiempo pareció quedar inmovilizado durante unos interminables segundos y los focos del Ciutat dimensionaron el espacio geográfico ocupado por Ballesteros y Ronaldo recortando sus figuras y ennobleciéndolas sobre el resto. La imagen perdura en el imaginario del levantinismo. Un balón en profundidad auguró un tremendo desafío entre Ballesteros y Ronaldo. Los dos jugadores representaban fuerzas antitéticas. Ballesteros bajó la...