Noticia
LUD 3-2 VLL

Roger y Jason aclaran un partido espinoso

Levante UD: Raúl Fernández, Iván López, J. Espinosa, Roger (Rafael, 81'), Morales, Postigo, Chema R., Montañés (Jason, 60'), Natxo Insa, Abraham, J. Campaña (Jefferson Lerma, 60').

R. Valladolid: Becerra, Ález López, Lichnovsky, Balbi, Juan Villar (Guitián, 53' / Guitián, 90'), André Leao, Rafa (Guitián, 53' / Guitián, 90'), Javi Moyano, Jordán, Míchel, De Tomás (Ibán Salvador, 66').

Árbitro: Jorge Figueroa Vázquez. Comité Andaluz. Amonestó a Guitián y expulsó por doble casrtulina amarilla a Lerma.

Goles: 0-1. M. 4. Iván en propia puerta. 1-1. M. 37. 2-1. M. 71 Jason. 3-1. M. 78. Roger. 3-2. M. 87 Ibán Salvador

Advierten que, en ocasiones, es mejor no levantarse. O quizás habría que reinterpretar esa reflexión para resaltar que, en ocasiones, es mejor no caer preso de la desesperación más absoluta aunque un cielo ennegrecido amenace con engullirte entero. Algo así aconteció en la epifanía del encuentro que reunió sobre el verde del Ciutat de València al Real Valladolid y al Levante. Una sensación a caballo entre el miedo al vacío y la frustración invadió a la grada de Orriols tras un despeje de Postigo que chocó, literalmente, en la espalda de Iván y se introdujo con una lentitud exasperante en la meta defendida por Raúl. La tarde nació repleta de malos augurios que había que despejar fijando el foco de la atención sobre la portería azulgrana y, en cierto modo, propuso un desenlace de idénticos caracteres con la mirada gravitando en torno a los acontecimientos que sucedía en los alrededores del marco blaugrana. La diana de Ibán Salvador agrietó un partido que parecía cerrado al filo del minuto ochenta tras la pena máxima ejecutada por un Roger que acostumbra a celebrar los goles a pares al calor del coliseo del barrio de Orriols en este arranque del curso.

Esta vez el pistolero decidió no exteriorizar las dianas como en él es costumbre, ni realizó fuegos de artificio, ni tampoco alzó los brazos al viento en señal de júbilo como reverencia a su pasado más cercano en el tiempo, pero asido a sus goles el Levante se siente más poderoso y acaudalado en el ámbito de LaLiga1|2|3. Le acompañó Jason en tareas anotadoras en una confrontación repleto de aristas. La conexión establecida entre Jason y Roger, con denominación de origen de la Ciudad Deportiva de Buñol, mutó el sentido de un enfrentamiento que el Real Valladolid sintió cercano en distintas fases, principalmente en el primer capítulo del juego cuando fue capaz de silenciar el Ciutat, merced a una acción circense, y encadenar con grilletes los tobillos de cada uno de los futbolistas azulgranas presentes sobre el césped. Sin embargo, quizás el pecado capital de la escuadra vallisoletana fue no ajusticiar a su adversario cuando lo tuvo a tiro.

Y no parece conveniente dejar en libertad a un grupo que sabe ajustarse a cada uno de los relatos que propone un partido y que cuenta con munición suficiente para tumbar a una manada de elefantes. Así que cuando el Real Valladolid fue a por el encuentro con convicción transitaba en desventaja tras los goles de Roger, en dos ocasiones, y Jason y parecía una quimera cambiar su sino, aunque la diana de Ibán Salvador generó un clima de desconfianza que se agravó sobremanera tras la expulsión de Lerma en los minutos finales. Una sensación de endeblez acompañó al Levante del primer tiempo. El Real Valladolid selló cada espacio con silicona. Al Levante le costaba entrar por dentro. Un ejército de piernas cortaba cada tentativa y solo lograba ver la luz cuando buscaba las bandas con balones en profundidad. Fue una constante durante ese tramo.El equipo de Muñiz no se sentía cómodo, un aspecto, que en todo caso, debe dimensionar la remontada y la victoria definitiva conquistada golpe a golpe. Cada lance, cada jugada y cada acción sonreía a las huestes de Paco Herrera. El Real Valladolid proponía un duelo pedregoso. El equipo violeta mostraba el orden de una legión de espartanos.

Quizás la mejor noticia antes del descanso fue el gol de Roger. La pegada del actual Levante es sideral y le permite sobrevivir en condiciones adversas y mantener la fe en sus posibilidades puesto que es consciente que tiene fuelle para cambiar tendencias de raíz. Fue una acción episódica que nació de un robo de Abraham. El lateral templó al área y Roger hizo el resto. El atacante venció a su oponente y mudó la dirección del balón con un toque sutil que desorientó al arquero. Fue un gol de bandera que envalentó al grupo granota. Morales tomó la bandera de la remontada colándose por el costado derecho. El Levante sabe sufrir y también sabe golpear. Y cada impacto fue noqueando a su rival. Las botas de hierro de Roger mostraron un camino que Jason siguió con fidelidad. En un acto de fe persiguió un balón que Iván puso desde la banda. El atacante gallego apareció de la nada para rasgar el partido ante la mirada perdida de Paco Herrera. Y Roger emergió desde los once metros para finiquitar un duelo que, contra pronóstico, entreabrió Ibán Salvador para dibujar un escenario repleto de tinieblas. El Levante se sustentó con ardor para aumentar su expediente de puntos. El sol saldrá por el Este una semana más para acentuar la gama de colores azules y grana que caracterizan al escudo azulgrana.

Ciutat de València Real Valladolid LaLiga 1|2|3


Noticia

Listado de los jugadores convocados para el duelo ante el Huesca

Muñiz, a la conclusión de la sesión de activación realizada en las instalaciones del Ciutat de València desde las 12:15 horas, ha confirmado el listado de los jugadores citados para el enfrentamiento ante el Huesca, correspondiente a la jornada cuadragesimasegunda de LaLiga 1|2|3, que está pautado para esta tarde a las 20:30 horas en el feudo del barrio de Orriols....