Noticia
EBRO 3-1 LUD

Derrota excesivamente dura para el Atlético Levante UD en casa del CD Ebro

CD Ebro: Salva; Barreda, Abel, Espín, Lolo Garrido, Fran García (Álvaro, 79’), Jesús Rubio (Barros, 87’), Parejo, Emaná (Adriá Mesa, 71’), Víctor Andrés y Liam Ayad.

At. Levante: Cárdenas; Rubén G. (Pablo Martínez, 75’), Eliseo, G. Pereira, Nacho; Danzo, A. Blesa (Cantero, 70’), Arturo; Joan M., Sandoval (Christian, 71’) y J. Ontiveros.

Árbitro: Romero Freixas (Colegio Catalán). Amonestó, por parte del CD Ebro, a Rafa Parejo (55’), Abel (60’), Liam (73’) y Adriá Mesa (92’) y a los levantinistas A. Blesa (36’) y Pablo Martínez (92’).

Goles: 1-0, min. 9: Fran García. 1-1, min. 55: Ontiveros (p.). 2-1, min. 70: Víctor Andrés. 3-1, min. 92: Adriá Mesa.

Dura derrota, excesiva para los méritos contraídos por el Atlético Levante UD (3-1) frente a un CD Ebro que, eso sí, supo jugar bien sus bazas, defenderse cuando lo necesitó y salir con el puñal entre los dientes a la contra para sorprender a un conjunto granota que, como siempre, fue generoso en su fútbol. Muy pronto se puso por delante el conjunto local y al filial le tocó ir a contracorriente durante mucho tiempo pese a que, al poco de iniciarse la segunda mitad, establecería la igualada por medio de Ontiveros desde los 11 metros. Pero dos salidas rápidas de los aragoneses con los levantinistas muy metidos en campo contrario terminaron de matar el encuentro a favor de los zaragozanos.

Cualquiera que viese el arranque del primer tiempo se restregaría los ojoscon que el filial concluyese esos 45 minutos por detrás en el marcador. El portero Salva se erigió como héroe de los aragoneses cuando en el primer minuto de juego el Atlético Levante UD dispuso de una doble ocasión: Joan recibió dentro del área y el arquero tapó perfecto pero no pudo evitar que el rechace cayese en las botas de Ontiveros que, sin embargo, disparó por arriba. Por si fuera poco, en la siguiente acción de nuevo la pelota cayó en los dominios de Joan dentro del área de peligro. El del Puerto se giró sobre sí mismo a la perfección y golpeó abajo, que es donde esperaba otra vez el guardameta para realizar una gran parada.

Cierto que los partidos se extienden más allá de lo que dura su arranque y ahí el CD Ebro supo apretar los dientes hasta que encontró el primer pasillo para correr. Fue en el 9’ y además en lo que supuso la jugada del 1-0. Fran García aprovechó un centro envenenada desde banda izquierda para superar por arriba a la zaga azulgrana y cabecear a la red. El rival se adelantaba muy pronto a los de Tevenet, a los que les tocaría remar cascada arriba, eso sí, con 81 minutos por delante para al menos igualar. Como siempre, la propuesta ofensiva era de los levantinistas pero los arlequinados se sabían al pie de la letra su papel y casi amplían su ventaja a falta de 10 para el final. El balón le llovió a Emana en la frontal, con peligro de superar por arriba a Cárdenas, pero el catalán se hizo gigante y tapó cualquier hueco posible para que marcase el adversario.

Aunque las ocasiones estuvieron repartidas, muy concentradas en el arranque en el caso de los granotas, lo cierto es que los aragoneses terminaron dando más sensación de peligro. Para arreglar esto estaba el descanso y Tevenet tocó la tecla que le cambió el rostro al Atlético Levante UD, que volvió al terreno de juego como el séptimo de caballería. Arturo intentaría marcar de forma directa una falta lateral muy escorada pero Salva estuvo bien metiendo arriba los guantes y desviando a saque de esquina. Pero el empate no tardaría en llegar, principalmente porque Joan se metió desde el inicio la portería rival entre ceja y ceja. En una cabalgada magnífica, Rafa Parejo no tuvo más remedio que derribarle dentro del área y cometer penalti. Ontiveros, como sucediera en Orihuela, sería el encargado de ejecutar, ciertamente de manera magistral. Salva ya no pudo multiplicarse más y se lanzó a su izquierda pero el delantero levantinista tenía puesto el punto de mira en el lado contrario.

Empezaba un nuevo encuentro, con un punto ya bajo el brazo de los de Tevenet que, siempre generoso, nadie esperaba que se conformase. Tampoco le venía bien terminar en tablas a los anfitriones y, por ello, percutieron con peligro pasado el ecuador de la segunda mitad. Emana se internó con peligro en el área y hasta en dos ocasiones disparó y por dos veces se estrelló contra Cárdenas. El esférico de nuevo cayó en los pies de un jugador arlequinado, Víctor Andrés, que encontró el hueco para alojar la pelota en el fondo de las mallas y de nuevo inclinar el choque hacia sus intereses (2-1). El Atlético Levante UD ni por asomo iba a arredrarse y no marcó de milagro cuando Joan se perfiló para disparar, el rechace le cayó a Eliseo, al que el balón le cogió a contrapié y no golpeó lo suficientemente duro y ajustado y terminó atrapando Salva. Con el filial ya volcadísimo, Adriá Mesa marcó con gran clase el tercero para los locales, cuando el descuento ya había quemado dos minutos. Era la sentencia y una derrota excesivamente dura para los granotas.

Incidencias: octava jornada del grupo III de la Segunda B. Estadio Pedro Sancho.