Noticia
LUD 2-2 ALM

El Atlético Levante UD roza la victoria ante el CD Almazora

At. Levante: Olmedo, Kaiser, Javi Ramírez, Fran Manzanara (Quintana, 64’), El Hacen, Joel (Zaka, 71’), Manu Viana, Shaq, Joan, Juan Delgado, Aly (Alex Gil, 73’).

Almazora: Rubén, Revert, Xuso, Rober, Mateos, Troncho, Juanma, Fayez (Yepes, 64’), Jonatan (Blay, 85’), Yaunes (Anche, 80’), Seral.

Árbitro: Jose Antonio Morales Yuste. Amonestó a los locales Javi Ramírez, Joel, Kaiser y Juan Delgado y a los visitantes Juanma, Jonatan, Rober, Blay y Troncho.

Goles: 1-0. El Hacen, min. 18
1-1. Seral (p), min. 23
2-1. Manu Viana, min. 75
2-2. Seral (p), min. 82

El Atlético Levante se quedó con la miel en los labios tras empatar ante el CD Almazora. El conjunto granota peleó de inicio a fin en un partido en el que no le salieron del todo las cosas. Comenzaron jugando con mucha libertad en el campo de los visitantes y consiguieron adelantarse con un testarazo de El Hacen. Cinco minutos después Seral convertía un penalti que dejó helados a los locales, que se reactivaron en la segunda mitad con un sorprendente centro-chut de Manu Viana que acabó en la red. Cuando todo parecía encarrilado, otro penalti en contra lanzado por Seral frustraba una nueva victoria en casa.

El Atlético Levante UD hizo evidenciar por qué es líder de la clasificación ante un rival que visitaba un feudo complicado y con necesidad de sumar para abandonar la zona baja. La superioridad local se mostró desde el inicio, fruto del intenso trabajo que los hombres de Paco López desplegaron en un césped que la lluvia regó durante la totalidad del encuentro. Tras una ocasión de Juan Delgado, El Hacen cabeceaba al fondo de las mallas un córner sacado en corto. Los visitantes se recompusieron al instante con un gol de penalti de Seral que alentó anímicamente a los blanquinegros, los cuales recuperaron la compostura y no dejaron elaborar a sus contrincantes. Llegando al final del primer tiempo se comenzó a ver de nuevo el juego de los primeros minutos, con ataques elaborados que ponían en peligro la meta rival. Se llegó al descanso sin ninguna oportunidad clara, pero con una idea definida de juego que solo requería tiempo para que diera sus frutos.

El CD Almazora puso una marcha más en el segundo tiempo y dominaba en la faceta ofensiva, pero a pesar de que llegaban a pisar área contraria, eso no se tradujo en ocasiones manifiestas de gol. Oportunidades tuvieron los granotas que despertaron con diversos disparos atajados por el meta Rubén. Mientras, la lluvia caía con mayor intensidad, haciendo que la pelota se moviera con rapidez y facilitara el juego ofensivo. Cada ataque de los levantinistas pasaba por los pies de Joan y cada vez que hacía una arrancada sucedían cosas. Sus combinaciones con Joel eran sinónimo de peligro y, pese a que el delantero no estuvo muy acertado, pusieron en apuros al conjunto castellonense. Manu Viana desatascó el partido con un centro-chut que hizo una parábola perfecta al segundo palo para adelantarse en el marcador.

La réplica de los blanquinegros fue calcada a la del primer tiempo. De nuevo sirvió de respuesta al gol del Atlético Levante UD y de nuevo se convirtió desde el punto de penalti. Los de Paco López tomaron la vía directa en el intento por adelantarse por tercera vez pero todos los esfuerzos fueron insuficientes y el gélido partido disputado en la Ciudad Deportiva de Buñol se cerró con un empate a dos.