Noticia

​El color blanco y azul de los campeones de la Copa de La República

La sociedad de Orriols recupera el azul de los campeones evocando la memoria histórica de la Copa de La República que conquistó el Levante F.C. el 18 de julio de 1937 tras vencer al Valencia F.C. en la finalísima disputada en el coliseo del Espanyol (1-0). Quizás sea el principal distintivo de las equipaciones que la plantilla del Levante U.D. lucirá en su inmediata aventura por el universo de la Primera División del curso 2019-2020. No hay incertidumbre en la tonalidad escogida en la confección de la segunda camiseta del ejercicio liguero. Las barras blanquiazules adquieren brillo y efervescencia en un evidente guiño a uno de los episodios más legendarios rubricados por la institución centenaria. El blanco y el azul listado es recurrente si se decide realizar un viaje en el tiempo para rememorar la historia del Levante, principalmente para adentrarse por la década de los años treinta del siglo pasado.

Las crónicas contemporáneas son relevantes. Las alusiones a la escuadra blanquiazul son una constante en este período, si bien coexiste con la denominación de equipo blanquinegro que caracterizó a la institución afín a los Poblados Marítimos desde su nacimiento en 1909. La consolidación deportiva y social del Levante F.C. en el primer quinquenio de los años veinte proyecta a un equipo que alterna en su camisola las franjas en blanco y en negro. No obstante, esta idea hay que matizarla en virtud de las evidencias escritas. Hay pasajes de partidos que aluden indistintamente al team blanquiazul y blanquinegro en ese espacio del tiempo. Lo que parece una evidencia es que el color blanquinegro siempre ha ido unido al imaginario del levantinismo.

Durante la década de los treinta la alternancia de la gama azul y blanco queda condensada en la imagen del escudo del Levante F.C. que el club marino y el Gimnástico se intercambiaron en un encuentro pautado el 8 de agosto de 1937 en Vallejo que conmemoraba el título de la Copa de La República recientemente alcanzado. En ese punto habría que consignar que el Levante y el Gimnástico F.C. unieron temporalmente sus fuerzas para competir en la Copa de la España Libre, si bien prevaleció la denominación del Levante F.C. Hubo una representación de jugadores vinculados al Gimnástico F.C. en el ciclo copero. Nieto, autor de la diana en la final ante el Valencia, estaba ligado a las filas del Decano.

Lo cierto es que tras la fusión del Levante F.C. y del Gimnástico F.C., que propició el nacimiento de la Unión Deportiva Levante-Gimnástico, reconvertido finalmente en Levante U.D. en junio de 1941, la alternancia de los colores azul y blanco no cayó en el olvido. Hay testimonios gráficos que rememoran esa alianza en distintas etapas de la historia levantinista. Habría que regresar a los años sesenta para rastrear la alternancia de esta tonalidad en un escenario egregio del balompié nacional. El Levante U.D. de Quique y de Balaguer se presentó en el Camp Nou, en su primera visita en el marco de la elite, enfundado en una camiseta blanquiazul en el que sobresalía el escudo de la entidad. La similitud de colores propició este cambio en la indumentaria habitual del colectivo de Vallejo.

Durante la temporada 1968-1969 sucedió una tendencia similar, si bien las diferencias eras abismales. El Levante se posicionó en el campo de La Malvarrosa para enfrentarse a su filial en el marco de un duelo adscrito a la Tercera División. Fue un desafío fratricida. Los dos equipos coincidieron en el tercer escalón del futbol español. En calidad de foráneo tuvo que variar su equipación para saltar al campo con los colores blanquiazules. Fue la gradación de colores escogida en uno de los primeros duelos internacionales que acogió el actual Ciutat de Valencia en un encuentro previsiblemente ante el Liverpool de Uruguay. Fue en los albores de los setenta ya en el barrio de Orriols.

En esa misma década, el Levante del ejercicio 1976-1977, afrontó ante el Terrasa, en tierras catalanas, una cita crucial por la supervivencia en la categoría de Plata asido a los colores blanco y azul. En esa secuencia de la cronología la imagen de un Levante U.D. teñido de blanquiazul como visitante cuando el guion lo demandaba fue repetida. En el curso 1996-1997 en el retorno a la categoría de Plata el Levante de Mané escogió la camiseta blanquiazul como segunda indumentaria.

Noticia

Plan de trabajo del Levante UD

LUNES18:00 horas. Entrenamiento en el Estadio Ciutat de València. PUERTA CERRADA.Los medios de comunicación podrán tomar imágenes durante los primeros 15 minutos.MARTES20:00 horas. Real Betis-Levante UDMIÉRCOLESDescansoJUEVES10:30 horas. Entrenamiento en la Ciudad Deportiva.Los medios de comunicación podrán tomar imágenes durante los primeros 15 minutos.VIERNES10:30 horas. Entrenamiento en la Ciudad Deportiva.Los medios de comunicación podrán tomar imágenes durante los primeros 15 minutos.SÁBADO18:00...