Noticia

El gol que Morales nunca olvidará

Quizás haya una imagen que perdura sobre el resto cuando se trata de rememorar la postrera confrontación en territorio granota entre el Levante y el Valencia. El símbolo de la victoria fue la imagen de la celebración de Morales acompañado por Ivanschitz. Los rostros henchidos de felicidad de los dos jugadores reflejaban todo lo que acaba de acontecer sobre la pradera del feudo de Orriols. Los ojos de uno exponían la lírica del gol. La mirada de complicidad del otro se convertía en el signo inequívoco de reconocimiento ante la magnitud de una acción del todo inesperada por su ejecución y resolución. El gol de Parejo estaba muy cercano en el tiempo. La diana torturó la mente de los aficionados locales. El coliseo azulgrana no había perdido la fe en el triunfo, pero sintió en la profundidad de su alma la contundencia del golpe que había sufrido el bloque que preparaba Lucas Alcaraz. El duelo cercaba su ocaso. Su impacto amenazaba con despedazar el corazón de los aficionados que se habían congregado en el Ciutat. Sin embargo, ese sentimiento irremediable de desolación mutó en un apenas unos segundos.

El fútbol puede ser así de cambiable. Y en ocasiones la frontera entre la desolación y la esperanza es muy angosta. El Levante volvió al centro del campo para volver a iniciar el juego. El gol parecía una pesada losa. Morales reclamó de inmediato el cuero para acaparar protagonismo. Quizás su plan estuviera claramente pautado en el interior de su cabeza. O quizás simplemente se lanzara a aventurarse en lo que parecía una quimera. “Me pasó el balón Iván. Lo único que vi es que había mucho espacio por delante y no me lo pensé ni un momento”, aclara echando la vista hacia atrás para rememorar la consecución de un tanto “que nunca olvidaré”. A golpe de cintura, el atacante madrileño fue licuando a cada uno de los defensores que trataban de neutralizar su acercamiento a los dominios de Alves. La carrera fue prodigiosa con el cuero imantado a sus pies. Potencia y sagacidad. En ese instante, nadie podía ni prever, ni tampoco inmovilizar sus botas. No había diques que pudieran contener su furia. Era indetectable.

Morales progresó en dirección hacia el objetivo que se había marcado y el espíritu de los irreductibles de Orriols fue brotando de nuevo para proyectarse. En realidad todo fue muy rápido. La ejecución rozó la excelencia. Morales llegó al balcón del área corrió unos metros en paralelo a ese espacio y soltó un tremendo latigazo que limpió la escuadra de la portería valencianista. La explosión de júbilo fue inmediata. La historia de aquel derbi se resolvió con una diana fulminante de Morales que posiblemente traspase la barrera del tiempo para formar parte del relato más personal e intransferible de estos choques. “Soñar es gratis”, advierte dibujando una maléfica sonrisa cuando se le cuestiona si imagina una situación similar el próximo fin de semana en el Ciutat. Su razonamiento es claro; destierra la gloria personal por la consecución de los puntos que conducen a la victoria. Si algo prevalece es un pensamiento colectivo que acentúa. “Necesitamos ganar”. No obstante establece un paralelismo con el pasado. “Si marco lo único que me gustaría es que sirviera para vencer como sucedió el año pasado”.

Valencia CF Liga BBVA Morales

Noticia

​Morales, homenajeado por su condición de centenario en Primera División

Morales, homenajeado por su condición de centenario en Primera DivisiónMorales protagonizó el prólogo del encuentro que enfrentó al Levante y al Málaga en el Estadio Ciutat de València por su reciente condición adquirida de futbolista centenario en el marco de LaLiga Santander con la elástica de la escuadra azulgrana que conquistó en el duelo ante el Atlético de Madrid del...

Noticia

​Morales, a tiro de cien ante el Atlético en el Wanda Metropolitano

Llegó a la primera plantilla del Levante en el verano de 2014 para adueñarse del imaginario de los seguidores levantinistas. Atrás quedaba una productiva cesión al Eibar, marcada por el éxito que implicó el ascenso de la entidad armera al universo inexplorado de la Primera División, y un puñado de confrontaciones con la camiseta del Atlético Levante en Segunda División...