Noticia
LUD 1-1 RAN

El Juvenil recurre a la épica para empatar ante Ranero

Levante UD: Picón, Veinti (Juan, 84’), Pons (Pitu, 75’), Rafa, Eusebio, Youssouf, Granados (Edu, 45’), Isaac, Cantero (Blesa, 64’), Arnau y Christian.

Ranero: Josema, Adril, Samu, Mederos, Aitor (Lee, 89’), Hamza, Rico, Clemente (Valverde, 65’), Tyrone, Manu y Kevin (Serín, 61’).

Árbitro: El colegiado Rubén López de los Mozos Merino tuvo que amonestar a Picón, Youssouf y Juan en el Levante, y a Samu, Aitor y Kevin el el Ranero.

Goles: 0-1. Mederos, 27’
1-1. Pitu, 94’

El Levante U.D Juvenil salió al campo con un objetivo marcado en el horizonte: poner

distancia con respecto a la barrera de los 30 puntos, la que marca el peligro de descenso

en las dos jornadas que quedan de Liga. El Ranero, por su parte, venía de ganar al CD

Roda en la jornada anterior, asegurando así su permanencia.

Los primeros compases de la primera parte fueron un monólogo del cuadro local. Con un

fuerte viento favorable, el Levante disfrutó del control total del medio campo, sobre todo

gracias al gran trabajo defensivo de Pons y a la circulación de balón a cargo de Eusebio y

Youssouf. En los veinte primeros minutos, los granotas tuvieron varias ocasiones para

ponerse por delante, como una salida a la contra perfectamente ejecutada que no pudo

culminar Cantero en el 13’, o un disparo de Granados que obligó a Josema a sacar la

manopla al minuto siguiente.

El Ranero, que parecía cómodo jugando en dos cuartos de campo, dispuso de una única

ocasión para volcarse en ataque; un pase entre líneas desde el mediocampo en el 27’,

que penetró por el centro de la zaga granota y que terminó en las botas de un Mederos

que no perdonó el 0-1. A partir de este revés, el Levante, que había controlado el partido

por completo hasta ese punto y ahora se sabía en peligro de descenso, pagó la

frustración perdiendo precisión en los pases, calidad en los controles y ganando una

congoja que aumentaba por minutos.

El descanso sirvió para imprimir calma a un Levante nervioso e impreciso. Los de Villalta

salieron al césped con fuerzas renovadas, y con la vista puesta en una salvación que

dependía de volver a agarrar el timón del partido. Christian y Cantero se colocaron en el

pivote, recibiendo balones de espaldas y dividiendo a las bandas para crear peligro por

arriba. En el 57’, una doble ocasión de Eusebio y Cantero metió el miedo en el cuerpo al

Ranero, que cerró aún más sus líneas renunciando al ataque mediante cambios

defensivos. El viento, que ahora jugaba en contra del Levante, dificultaba enormemente

la comunicación entre las bandas y el área, y la apretada defensa del Ranero hacía casi

imposible internarse entre líneas. Con una perspectiva cada vez más negra, el cuadro

granota aprovechó una falta al borde del área en el 79’ para ejecutar una jugada

ensayada que terminó en penalti a Pitu. Rafa, consciente de que seguramente no habría

otra para igualar el marcador, trató de colocar el disparo y terminó estrellando el balón en

el palo.

Parecía que la desesperación había cundido en el Levante, que no supo hilvanar el juego

desde el penalti fallado, y que tuvo que encarar unos últimos diez minutos broncos que

amenazaron con llevarse el partido por delante. Pero, conscientes de que perder puntos

en la penúltima jornada era el peor escenario posible, los granotas echaron mano de las

últimas fuerzas que quedaban y se volcaron en ataque, colgando todos los balones

posibles y alimentándose de los metros que dejaba el Ranero. En el 84’, Christian rebasó

a Josema con un remate de cabeza que no subió al marcador por fuera de juego.

Finalmente, cuando parecía que el marcador no se movería, Blesa se inventó una jugada

por la derecha, la misma banda desde la cual ningún centro había sido posible por la

fuerza del viento, y conectó con un Pitu que imprimió toda la rabia acumulada sobre el

esférico, marcando un gol que vale para asegurar la permanencia matemática del

Levante UD Juvenil.


Noticia
ALB 1-1 LUD

El Juvenil A del Levante UD suma frente al Alboraya un punto que sabe a poco

El Levante UD juvenil de División de Honor del grupo VII se enfrentó al Alboraya UD a domicilio con reparto de puntos (1-1) en un encuentro en el que el conjunto granota mereció más tanto por las innumerables ocasiones obtenidas como por el juego realizado.El equipo liderado por Alessio Lisci comenzó muy bien dominando en todas las facetas teniendo en...