Noticia

El Levante comparte el ascenso a Primera División con la Diputación y la Generalitat

Era una vista obligada que se había retrasado en el tiempo. La primera plantilla del Levante y la práctica totalidad del Consejo de Administración azulgrana se desplazó esta mañana, a la conclusión del entrenamiento matinal desarrollado en el Ciutat, hasta las instalaciones de la Diputación y de la Generalitat para compartir el ascenso a Primera División alcanzado con las principales instituciones públicas valencianas. El itinerario trasladó al grueso de la expedición granota hasta el Palacio del Marqués de la Scala en el corazón de la Valencia con más abolengo y pedigrí desde un prisma histórico. En una de las representaciones más egregias del gótico civil valenciano, Isabel García, en calidad de Diputada de Deportes, reconoció, con un sentido discurso, el trabajo y el ascendente de un colectivo que ha tenido la fuerza suficiente para devolver al Levante a las estructuras del fútbol profesional a la velocidad del sonido.

Quico Catalán y Jorge Rodríguez, Presidente de la Diputación, cerraron las alocuciones realizadas en un marco realmente incomparable desde una perspectiva arquitectónica. El grupo peregrinó inmediatamente hasta el Palacio de la Generalitat. Allí les esperaba Ximo Puig. El Presidente de la Generalitat brindó con el total de la plantilla, cuerpo técnico y Consejo de Administración por el éxito cosechado en una temporada que perdurará en el recuerdo de los estamentos azulgranas. Al término de la recepción, todavía en el patio gótico del Palau de la Generalitat, Pedro López, como capitán de la primera plantilla, valoró ante los medios de comunicación el carácter superlativo del ejercicio que todavía no ha finalizado. “Creo que la temporada es de diez. Estamos disfrutando muchísimo y somos virtuales campeones, pero el equipo quiere seguir ganando y sumando puntos”.

El defensor reiteró las intenciones del bloque azulgrana en los cuatro partidos que restan para el cierre del curso. Sus palabras desprenden la ambición de un equipo que sigue buscando desafíos al amparo de la competición. “Queremos ganar y dejar nuestras señas de identidad en cada partido y si el equipo no pierde la motivación, la gente que tenemos arriba puede decidir los partidos. El reto es ganar cada fin de semana y vamos a intentarlo”. Pedro López advirtió que el ascenso repara todos los agravios sufridos durante el pasado curso y apeló a la humildad y a la unidad para afrontar la vuelta a Primera División. “Todos tenemos esa espinita, ya no de bajar, sino de cómo bajamos. Fue una temporada muy mala en muchos sentidos y la única manera de resarcirnos era ésta, subiendo como lo estamos haciendo. La próxima temporada será muy dura pero tenemos que ser un equipo trabajador y humilde como hemos sido este año”.