Noticia
LUD 1-0 UDA

El embrujo de Orriols no se difumina

Levante UD: Raúl; Pedro López, Rober Pier, Postigo, Toño, Campaña (Chema min 87), Lerma, Jasón, Morales (Montañés min 77), Casadesús ( Verza min 71), Roger.

UD Almería: Casto; Isidoro (Expósito min 80), Trujillo (José Pozo min 65), Ximo, Nano; Joaquín, Fran Vélez (Borja Fernández min 32), Azeez, Fidel, Antonio Puertas y Quique

Árbitro: David Pérez Pallas (Comité Gallego). Amonestó a los futbolistas locales Jason y Lerma. Por parte del Almería, Navarro, Nano, Fernandez, Azeez, Pozo y Chaves.

Goles: 1-0, m. 37: Roger de penalti.

El encanto virginal que envuelve el Ciutat de València en el desarrollo del presente ejercicio no parece tener final. El embrujo del feudo de Orriols se mantiene incólume tras el paso de un aguerrido y subversivo Almería que luchó contras los fantasmas que guían sus movimientos y frente a la coraza de un líder de alma indisoluble y de espíritu resistente. Su efervescencia guía a la escuadra azulgrana hacia cotas realmente inimaginables cuando el curso descorrió su telón allá hacia mediados del mes de agosto de 2016 en Soria. El Levante acorazó con fuerza la octava victoria encadenada como local, en el marco de la categoría de Plata, para reeditar un registro añejo que quedó fijado desde la claridad de los primeros ochenta por un grupo que preparaba Pachín desde el banquillo. Bastó una aparición letal de Roger desde los once metros, una práctica que domina con una precisión matemática, para aniquilar a otro oponente y descontar jornadas en la hoja del calendario. La escuadra que prepara Muñiz divisa el horizonte que establece LaLiga 1|2|3 con prismáticos, si el objetivo es avistar a sus más inmediatos perseguidores en la tabla. Los sesenta y ocho puntos que refulgen en su expediente personalizado en el quicio con la jornada trigesimoctava son reveladores y totalmente aclaradores del paisaje dibujado por las huestes azulgranas en un ejercicio brillante y distinguido.

Crujió la madera de la portería defendida por Raúl Fernández en los minutos finales de la cita con el Almería descamisado en pos de una igualada que nunca llegó a concretarse, pese a la diafanidad de la ocasión gestada por el bloque andaluz ante el arco blaugrana. El hecho, circunstancial o fortuito, posiblemente permita teorizar sobre el sentido tan mutable de la suerte. El balón chocó en el palo largo del arquero vasco para acabar acunado en sus brazos ante una inmensidad de botas ávidas de sacar partido de su rechace. La buenaventura puede manifestarse de manera muy caprichosa como demostró como Woody Allen en su film Match Point en una imagen convertida en el arquetipo del antojadizo e impulsivo azar. El esférico pudo emerger en cualquier dirección, inclusive remolonear para acariciar suavemente la red, pero decidió buscar al cancerbero, que en ese instante, yacía en el suelo inerte.

En ese momento del relato, el corazón del feudo de Orriols parecía encogerse ante la voluntad encorajinada del Almería en plena cruzada por voltear un marcador adverso. No debe ser sencillo ponerse en la piel del equipo almeriense. La obstinación que demostró en Orriols choca con una realidad terrible. La categoría de Plata amenaza con engullirle, aunque en Valencia, en el estreno oficial de Ramis como entrenador, mostró recursos y argumentos para alimentar su deseo de permanecer en las estructuras del balompié profesional desde su segundo escalón. No obstante, el combate que mantiene con el universo de la categoría de Plata no está exento de dificultades. No es fácil proyectarse en el Ciutat de València. Ni tan siquiera en jornadas grisáceas.

El espíritu de los jugadores azulgranas surge de forma imperturbable. Ese el paradigma de la resistencia más absoluta. Se trata de un indicativo que a modo de señal identifica al bloque que adiestra Muñiz. Hay cuestiones que parecen eternas. Y hay aspectos que simplemente no se debaten porque no hay espacio para ahondar en la controversia. La intensidad o la complicidad son componentes impregnados en lo más hondo de la esencia del Levante del tiempo más presente. Es un valor incorpóreo y algo abstracto que permite al grupo manejar la acción con relativa solvencia cuando la dificultad se manifiesta. Todo eso sucedió sobre el verde del coliseo Orriols en un final de auténtico vértigo con el Levante exigido por la furia difícil de contener de un rival que siente que la vida se resbala al paso de cada minuto del juego, pero nada, ni nadie parece capaz de alterar su estado de ánimo. Quizás porque se siente invulnerable y liberado. Quizás porque se siente feliz.
Noticia

​Plan de viaje del Levante a Sevilla

La expedición granota está citada esta tarde a las cinco y media en las instalaciones del Ciutat. Una hora después sale el vuelo chárter desde el aeropuerto de Manises. La llegada al aeropuerto de San Pablo está pautada para las 19:40 horas. El grupo se alojará en el Hotel NH Collection. El duelo entre el Real Betis y el Levante...

Noticia

​Real Betis-Levante; donde habita el optimismo

Hay enfrentamiento que llegan desde el optimismo. Es quizás el estado de ánimo que embarga a los contendientes que mañana lunes lucharán por la victoria sobre el césped del Estadio Benito Villamarín, a partir de las 21:00 horas, para echar definitivamente la cancela a la sexta jornada de la competición en LaLiga Santander. El Betis y el Levante andan instalados...

Noticia

​Listado de los jugadores convocados para el partido ante el Real Betis

Muñiz a la conclusión de la sesión de trabajo, realizada en las instalaciones del Ciutat de València desde las 10:30 horas, ha confirmado el listado de los jugadores convocados para el partido ante el Real Betis programado para la jornada de mañana lunes a las 22:00 horas en el Estadio Benito Villamarín.PORTEROSRaúl y OierDEFENSORESToño, Róber Pier, Chema, Postigo, Pedro López,...