Noticia

​Málaga-Levante; otro partido para espíritus intrépidos

Los ojos cristalinos y la mirada perdida de Morales, cuando abandonaba el césped del Estadio de La Rosaleda de Málaga en mayo de 2016, simbolizaron la crueldad de una confrontación que condensó las penurias y miserias de una temporada marcada por el regreso a las catacumbas de la categoría de Plata. En tierras malacitanas concluyó una titánica aventura que registró seis cursos inolvidables formando parte de la elite del balompié español de manera entrelazada en el tiempo. Fue el mejor ciclo de la historia centenaria. No obstante, en realidad no hay nostalgia cuando se dirige la mirada hacia ese pasado. Y la explicación está en el presente. El Levante vuelve al escenario en el que sintió en lo más recóndito de su interior la desdicha del drama que significó el descenso, pero volver apenas un año y medio después de aquellos hechos atestigua todo lo acontecido en la secuencia temporal descrita. El Levante emergió durante el curso pasado desde la Segunda División A para regresar al umbral perdido. Lo hizo a la velocidad de la luz. La sociedad no cayó presa de la melancolía y la desazón. Lejos de vegetar, esprintó para recuperar y hacer suyas de nuevo las emociones que en jornadas legendarias sintió entre la aristocracia del fútbol patrio. Su estancia en la categoría de Plata fue efímera.

No conviene, a veces, olvidar el tiempo pasado por el contendido didáctico que encierra y por las enseñanzas que ofrece, pero hay pocas similitudes entre aquel duelo que cruzó al Levante y al Málaga en el coliseo andaluz en la primavera de 2016 y el encuentro adscrito a la jornada decimocuarta de LaLiga Santander. Converge la identidad del escenario y la pasión de una masa social que nunca parece abandonar a los suyos, pese a la complejidad del nacimiento del ejercicio liguero. No obstante, se anuncia un duelo aristado de solución alambicada. Una sensación de déjà vu impregna a la expedición azulgrana en el prólogo del envite. El duelo guarda similitudes, desde un prisma conceptual, con el que se disputó ante la U.D. Las Palmas en el Estadio Gran Canaria. El Levante vuelve a cruzar su destino con el de un equipo que trata de emerger desde los subterráneos de la tabla. De ahí el incalculable valor de los puntos.

Las cartas están claramente alzadas. Vencer, en perspectiva azulgrana, significa abrir un océano entre las dos representaciones desde un punto de vista clasificatorio. Perder estrecharía la tabla. Al contenido en términos numéricos de la victoria habría que unir el componente terapéutico y anímico sobre el vencedor. Y no hay que desdeñar su influjo. Es incuestionable que se repiten las coordenadas que siluetearon el enfrentamiento ante la escuadra canaria. Muñiz tiene claras las premisas que identifican el choque. “Sabemos que tenemos que jugar diez o quince de esta trascendencia”, advirtió en rueda de prensa. ¿Y cómo se juega el partido? Quizás haya que echar un vistazo al desarrollo de la victoria conquistada en la Isla mágica para acentuar la imagen de un Levante que compitió durante los noventa minutos para asestar dos golpes letales a su rival en el instante más determinante de la cita. Es decir; tuvo instinto de supervivencia y clarividencia y determinación para rematar a su adversario.

La Rosaleda anuncia un partido de barricadas y de trincheras que habrá que afrontar desde el rigor táctico y desde un sentido de pertenencia a la colectividad. Por el significado que encierra es la típica confrontación para espíritus indomables y para futbolistas que no se dejan intimidar por las dificultades y las complicaciones. El encuentro demanda carácter y serenidad. Expresarse desde la inteligencia y desde la entereza sobre el césped cotiza al alza. Ese aspecto implica desterrar el miedo que puede provocar el vértigo y dominar cualquier tipo de emoción. Muñiz recupera a Ivi para el partido de La Rosaleda. El atacante andaluz no pudo participar en el choque de Copa ante el Girona por molestias físicas. El reverso de la medalla lo conforma Róber Pier. El polivalente jugador se torció el tobillo en el calentamiento de la cita copera. Pese a los esfuerzos médicos no estará sobre el tapate del feudo andaluz.

Málaga CF La Rosaleda LaLiga Santander
Noticia

​Punto y final a la concentración en La Finca

La concentración en La Finca desarrollada por el plantel granota desde el pasado miércoles llega a su final. La expedición azulgrana regresará a tierras valencianas después del entrenamiento matutino realizado en las instalaciones del Complejo Spa. El grupo aterrizará en el Ciutat de València al filo de las 14:30 horas. El colectivo disfrutará de una jornada de asueto antes de...

​Toño; “Me encuentro igual o mejor que antes de lesionarme”

Era el primer partido de la pretemporada, pero el duelo estaba subrayado en fluorescente en la agenda personalizada de Toño García. No hay un enigma irresoluble si se busca una explicación que ratifique la trascendencia que adquiría la confrontación para el defensor azulgrana. En barbecho en el ocaso de la competición liguera pasada en el marco de LaLigaSantander por mor...

Roger; “Marcar me ayuda a ganar en confianza”

“Marcar me ayuda a ganar en confianza”, advirtió Roger sobre el césped de las instalaciones de La Manga nada más acabar el primer bolo veraniego de la pretemporada. En su zurrón brillaban dos dianas que lucían su rúbrica particular. No es anecdótico. No hay partidos desprovistos de pedigrí en la conciencia de los killers. Golear es una forma de vida....