Noticia
LUD 1-1 GET

Morales sale al rescate

Levante UD: Raúl, Róber Pier, Chema, Lerma, Morales, Ivi, Postigo, Nano (Alegría, min 52) Pedro López (Bardhi, min 45) Luna y Campaña (Doukouré, min 87).

Getafe CF: Guaita, Djene (Bruno, min 90) Antunes, Bergara, Portillo, Juan Cala, Arambarri (Sergio Mora, min 74), Molina, Fajr, Damián y Amath (Calderón, min 85).

Árbitro: Ricardo de Burgos Bengoetxea. Comité Vasco. Amonestó a Lerma y Portillo.

Goles: 0-1. M. 58. Fajr. 1-1. M. 61. Morales

Parecía rondar la tragedia por el Ciutat de València cuando surgió Morales para restablecer el orden y evitar puntos de fuga. El Comandante no suele fallar, máxime si enfrente aparece la imagen del Getafe. Se trata de un adversario que estimula sus constantes vitales y espolea su imaginación. Morales se coló entre los centrales para batir a Guaita con un certero disparo. Su intuición le llevó a materializarse en el corazón del área. Acostumbrado a realizar mortíferas diagonales para pisar el área rival, esta vez pareció emular a los delanteros centros de antaño, aquellos que hacían extraordinarios cálculos mentales para surgir desde la nada y expresarse con convicción ante el gol. Morales cerró una acción de contenido superlativo que capitalizó Bardhi. El macedonio esconde un delicado guante entres sus botas. Es perspicaz y punzante. Su mente viaja a la velocidad del sonido. Y no conviene darle ni la más mínima tregua. Ni tampoco la más mínima concesión. En la zona de tres cuartos de campo adquiere una peligrosidad supina. En un duelo aristado y alambicado, en el que encontrar una rendija por la que infiltrarse se convertía en una misión prácticamente imposible, Bardhi logró rastrear un espacio indetectable para los defensores del Getafe. Por allí, con la velocidad de un meteorito, se coló Antonio Luna. El lateral no pausó el tempo. Al contrario, apeló al vértigo para evitar que el Getafe pudiera reordenarse. Tocó de primeras para la llegada de Morales. El Comandante celebró el tercer gol del ejercicio.

La diana fue reveladora. El Levante tuvo capacidad para ponerse en pie de nuevo cuando acababa de recibir un duro castigo. Todavía no se habían apagado los ecos de la violenta volea de Fajr que se estrelló en la red defendida por Raúl. El balón alcanzó la portería granota tras superar un bosque de piernas. El fútbol a veces es misterioso en sus manifestaciones. Fue un duelo muy físico. Y apenas hubo concesiones a la estética, pero los goles fueron supremos por la tremenda calidad del remate del jugador marroquí y por el pedigrí de la jugada trenzada entre Enis Bardhi, Luna y Morales. El Ciutat de València dirimía un choque entre iguales. Las similitudes entre el Getafe y el Levante van mucho más allá de la naturaleza de sus propios desafíos en el ámbito de la Primera División. Compartieron experiencia en la categoría de Plata durante el ejercicio pasado y regresaron a la elite cogidos de la mano. Además, podría añadirse que hay una concordancia en sus maneras de entender los códigos del fútbol.

En sus respectivas hojas de ruta encuentran refugio los componentes físicos, la intensidad, el compromiso, la solidaridad grupal y un orden stajanovista. Son aspectos innegociables en las propuestas defendidas por Muñiz y Bordalás; cuestiones de índole irrenunciable. Es una evidencia que esos planteamientos condicionan los desarrollos de los partidos porque establecen un estilo del que nadie quiere abdicar. Desde esa perspectiva, se enfrentaban dos rivales que acostumbran a negar a cada uno de sus oponentes. En ese juego de negaciones de identidad la adaptación del Getafe al partido estuvo marcada por la clarividencia, principalmente en el primer capítulo del juego. Había escasas noticias colectivas del Levante pese a que el choque nació con un cabezazo picado de Morales que no llegó a intimidar a Guaita.

La escuadra de Bordalás se movía con soltura por el verde amenazando la integridad física del marco defendido por Raúl. Al Levante le faltaba frescura y mayor presencia específica en la línea de medios. Las distancias eran enormes y el campo una vasta superficie ingobernable. El duelo se iba cociendo y tanto Amath como el incombustible Molina daban síntomas de una extremada peligrosidad. Chema tuvo que salir al auxilio de la retaguardia para neutralizar un disparo del atacante de Alcoy. Y Raúl se agigantó tras un nuevo disparo del nueve del Getafe sobre la bocina. El partido giró en la reanudación. Muñiz introdujo a Bardhi y reordenó el bloque. El Levante se lanzó al abordaje con mayor determinación, pero respondió Fajr con una sacudida eléctrica inalcanzable para los guantes del guardameta azulgrana. La diana no confinó a la sociedad de Orriols. Ni marchitó su ánimo. Fue quizás un aspecto a resaltar. Su espíritu no flaqueó. Su contestación fue decidida. Bardhi, Luna y Morales entretejieron el empate. El partido se rompió. Morales reclamó una pena máxima, pero el resultado no cambió.

Getafe CF Ciutat de València LaLiga Santander

Noticia
LUD 2-6 SFC

Un partido para desterrar de la memoria pronto

Concepto de equipo, y posiblemente elevado a su máximo exponente, en aras a recuperar las emociones y la autoestima extraviada tras la virulencia del impacto sufrido en el transcurso del partido disputado ante el Sevilla F.C. en los márgenes del Ciutat de València. El levantinismo quedó en estado de schok en una matinal aciaga ante todo lo acontecido sobre la...

Noticia

​Paco López; “Hemos perdido este asalto, pero quedan 35 jornadas y este equipo está muy vivo”

“Hemos perdido este asalto, pero quedan 35 jornadas y este equipo está muy vivo”. Fue el mensaje que emergió desde el corazón de Paco López en la sala de prensa del Ciutat después de la derrota saldada ante el Sevilla F.C. El técnico salió al rescate del colectivo que dirige. No considera que el bloque azulgrana esté bordeando la línea...