​Róber Pier: “Mi camino estaba en el Levante”

“Mi camino estaba en el Levante”, advirtió Róber Pier, en su presentación oficial como nuevo futbolista vinculado a la sociedad granota. El zaguero posiblemente haya vivido en primera persona un verano algo atípico marcado, finalmente, por su regreso a la institución del barrio de Orriols en calidad de cedido. Róber comenzó la pretemporada en el Deportivo de La Coruña antes de emprender el viaje de retorno hacia el Ciutat de València para comprometerse con el club que le brindó la oportunidad de consolidarse en el balompié profesional. Ese aspecto fue básico y fundamental en la decisión adoptada. El defensor desarrolla esta argumentación capital para fundamentar su regreso al club granota.

“Tuve en cuenta que estuve aquí el año pasado. Fue un buen año. Me conoce la directiva, el cuerpo técnico y conozco a los compañeros. Es un paso que ya no tengo que dar”, ratificó. No obstante, las conversaciones no estuvieron exentas de complejidad y las dudas acerca de su futuro surgieron. Por momentos parecía una quimera predecir el signo de los acontecimientos. En ese sentido, fue pragmático en el análisis efectuado. “Las negociaciones se arreglaron y estoy aquí. Siempre le tuve claro”.

El futbolista manifestó sentirse “muy feliz y muy contento” ante la etapa deportiva que se está gestando con LaLiga Santander ejerciendo de contexto. “Ahora hay que empezar a entrenar para ayudar al equipo”, resaltó. El central reivindica sus prestaciones. La polivalencia es un arma que le hace diferente al resto de sus compañeros. No se trata de una novedad. Durante el curso pasado, en el ámbito de la categoría de Plata, alimentó con hechos esta tesis que ratifica su condición para resguardar distintos posicionamientos sobre el verde. “Respecto a la posición no tengo problema. He jugado en los laterales como centrocampista defensivo y de central así que estoy disponible en cualquier posición”.