Noticia
LUD 2-0 ADA

Roger capitaliza la victoria ante el Alcorcón

Levante UD: Remiro, J. Espinosa, Roger, Morales (Montañés, 85'), Postigo, Chema R., Pedro López, Natxo Insa, Abraham, Jason (Rubén G., 71'), J. Campaña (Verza, 65').

Alcorcón: Dmitrovic, Navarro, David Rodríguez, Aguza, Manuel (Víctor Pérez, 60'), Bellvis, Alejo (Álvaro, 45'), Luque (Samu D., 45'), Óscar Plano, Nelson , Iván.

Árbitro: Principal : Areces Franco, Victor
Asistente : Fernandez Suarez, Victor Hugo
Asistente : Romano García, Judit
4º Arbitro : Alonso Prendes, Alvaro

Goles: 1-0 - Roger (6')
2-0 - Roger (43')

Morales partido Levante-Alcorcón

Está ávida de emociones la grada de Orriols. Por esa razón festejó con profusión cada acción liderada por el grupo azulgrana en el choque que significó el reencuentro con LaLiga 1|2|3 con el Alcorcón como enemigo sobre el verde, un bloque de la clase media de la categoría que durante el pasado curso soñó con instalarse en la elite aunque salió trastabillado del coliseo azulgrana. El Ciutat despidió a los suyos con muestras de reconocimiento. Los gritos en señal de gratitud se sucedieron al final de cada uno de los tramos del enfrentamiento. Roger y Morales condesaron las enseñas de gratitud. La superioridad levantinista fue patente en cada fase del juego. Y ese aspecto no pasó desapercibido para una afición que pretende recuperar la autoestima y la dignidad después de una temporada repleta de complicaciones que se saldó con el descenso a las catacumbas de la categoría de Plata. Ayudó el bloque azulgrana en la restauración de ese orgullo perdido. Su fútbol, principalmente en el primer capítulo del choque, fue muy superior al exhibido por su oponente. En ese periodo certificó su segundo triunfo consecutivo tras la victoria conquistada en Soria hace apenas siete días que le catapulta a la cima de la clasificación general. El Levante destila autoridad, personalidad y pujanza. Roger capitalizó la atención. Había avisado de sus intenciones en una pretemporada que trufó con el gol. Y siguió esa ruta marcada.

Roger partido Levante-Alcorcón

El pistolero desenfundó por dos veces para liquidar al Alcorcón. La grada premió su osadía, la tensión que imprime en cada lance del juego y su clarividencia ante la meta de Dmitrovic cuando no había concluido el primer episodio del encuentro. Fue sin duda sintomático de todo lo que había acontecido sobre el pasto en ese espacio de tiempo. Quizás haya componentes que trasciendan a la propia victoria. Los puntos comienzan a adquirir un incalculable valor, con la competición ya en plena vigencia, pero habría que resaltar la imagen y los rasgos que adornan al equipo que lidera desde el banquillo Muñiz. Hay un concepto de identidad, todavía en fase de crecimiento, que subyace y un sentido de pertenencia en el seno de un colectivo muy gremial y solidario. El Levante comienza a metabolizar las enseñanzas del preparador azulgrana. Hay una idea reconocible detrás del juego granota.

Campaña Levante-Alcorcón

Las premisas están claras. El primer gol condensa la actitud de un bloque con compromiso y generosidad en la lucha. Nada mejor que dar dos pasos hacia el frente para lanzar una emboscada y tratar de desactivar al adversario en zonas comprometidas. La asfixiante presión granota obligó a la retaguardia alfarera a mirar en dirección a su portería. Morales y Roger iniciaron una veloz carrera hacia la meta con el fin de generarle dudas. El arquero notó el aliento de los atacantes. Su disparo, algo errático, que nació con la única intención de conjurar el peligro que se cernía, cayó en las botas mágicas de Campaña. El mediocentro amortiguó el balón con elegancia. Ese ingrediente conjuga con sus características y tiene una visión excelsa y panorámica del fútbol. En ese instante, en su mente, ya había ejecutado el plan de actuación. Su radar rastreó una grieta por el centro de la defensa foránea para filtrar un pase mortífero sobre la aparición de Roger.

Jason Levante-Alcorcón

El atacante consumó el gol ajustando el cuero al palo largo de Dmitrovic. El gol no fue producto de la casualidad. Se trata de una acción trabajada. El partido estaba en maitines. Se habían consumido siete minutos. Toda una declaración de intenciones que se mantuvo con firmeza durante los cuarenta y cinco minutos iniciales. El Levante venció a su rival en cada maniobra que tenía como epicentro el interior del verde; en los duelos personales y colectivos. Su dominio era incuestionable y su voracidad manifiesta. La diana no mutó el sentido del choque. Jasón rozó el segundo tanto tras una combinación con Roger. Morales se divertía por el costado izquierdo y Natxo Insa fijaba la raya en la línea de medios y estructuraba los tempos del partido. Unos metros por detrás Postigo y Chema imponían su ley. No se encerró el Alcorcón pese a la dureza del gol.

Trató de regresar al partido, aunque parecía una misión casi imposible. Los espacios hacia la portería de Remiro estaban cerrados. El Levante se movía con orden, con solvencia y con criterio. Era un equipo académico y con pretensiones. Se sentía cómodo con el esférico y sabía cómo confundir a su contrincante. Había imaginación cuando el balón pasaba por las piernas de Morales. Sus botines tienen pimienta. Y las ansias del bloque azulgrana no menguaron. Pedro López recorrió la banda derecha con fruición. Frisando el descanso marchó hasta la línea de fondo para conectar con Campaña. El cabezazo del jugador sevillano chocó contra el larguero. No obstante, se manifestó en ese instante la versión más ratonera de Roger para rebañar un balón sin duelo en las cercanías del gol. El partido estaba solucionado y apenas cambió en la reanudación. El tono de Levante fue monocorde para mantener su superioridad.

LaLiga 1|2|3
Noticia

Regreso al trabajo en las instalaciones de Buñol

Con cuarenta y seis puntos en su zurrón y después de encadenar la quinta victoria consecutiva de la temporada en tierras oscenses, los jugadores del Levante han vuelto a calzarse las botas para regresar al verde y afrontar la habitual sesión de recuperación que conlleva la disputa de un encuentro oficial. A las once y media era la hora fijada...

Noticia

Lerma se perderá el duelo ante el Numancia del fin de semana

Lerma fue amonestado con cartulina amarilla en el transcurso del choque entre el Levante y el Huesca en el Estadio Alcoraz. La acción se produjo en los minutos finales del primer acto. La cartulina acarrea sanción por un partido al convertirse en la quinta de su ciclo particular. Abraham y Natxo Insa son los futbolistas apercibidos de sanción al contar...

Noticia

La batalla de Alcoraz

El Alcoraz es el nombre que identifica al estadio en el que el Huesca compite, en condición de local, desde su inauguración en los primeros años setenta. Alcoraz es también sinónimo de una batalla de raíz mayúscula que mutó el destino de la monarquía aragonesa y que se produjo geográficamente colindando con el espacio que en el tiempo presente ocupa...