Noticia
LUD 1-0 ORI

El Atlético Levante UD cierra el año como líder tras encadenar su séptima victoria consecutiva

At. Levante: Cárdenas, Javi Ramírez, Kaiser, Fran Manzanara, Dalmau, Joan, Manu Viana (Quintana, 82’), Juan Delgado, Alex Cortell (Joel, 63’), El Hacen (Andreu, 68’), Aly.

Orihuela CF: Emilio, Rafita, Salvi, Marc, Fran, Fleky (Antonio, 22’), Nico (Benja, 76’), José Carlos, Juan, Ayo, Brian.

Árbitro: Rubén García Gallegos. Amonestó a los locales Andreu, Cárdenas y Joel y al visitante Ayo.

Goles: 1-0. Manu Viana, min. 13

El Atlético Levante UD cierra el año con una importantísima victoria ante el Orihuela CF que le permite cerrar el año como líder de su grupo con una gran racha de siete triunfos consecutivos seguidos e imbatido en casa. Los de Paco López ganaron sabiendo defender el tanto obtenido por Manu Viana en el minuto 13. Todo el equipo se puso el mono de trabajo y pelearon juntos para conseguir unos sufridos y merecidos tres puntos que les afianzan en la primera posición en la tabla.

Se jugaban mucho ambos conjuntos en el partido y por ello el Atlético Levante UD salió más enchufado al verde de la Ciudad Deportiva. Con una marcha más, los locales se adelantaron en el marcador con un saque largo de Cárdenas que recogió Manu Viana para hacer el primero antes del cuarto de hora. Fue un plus de motivación para ellos que siguieron llegando arriba pero se toparon con una defensa que desbarató sus ocasiones. Un dominio inicial que fue secundado por un juego rápido de toque sin dejar opciones a sus contrincantes de tener el balón. Esto funcionó hasta que los visitantes se zafaron de la presión y comenzaron a manejar la pelota en campo levantinista pero la zaga jugó un gran papel en la tarde. Un partido que los granotas tenían controlado, el movimiento de pelota del Orihuela CF no les inquietaba y llegaron sin problemas al descanso con el solitario tanto de Viana.

Tras la reanudación los visitantes generaron un mayor peligro en el área. Se vinieron arriba y los de Paco López se encerraron para buscar el contragolpe a posteori y cerrar el partido con un segundo tanto. Juan pudo empatar con un disparo que se marchó rozando el palo en un partido que se estaba rompiendo, con muchos balones directos al ataque que no encontraban a su destinatario y que aprovechaban los jugadores del Atlético Levante UD para lanzarse al ataque. Pocos disparos se vieron en un encuentro marcado por el juego desplegado por los centrocampistas de ambos equipos. Señal inequívoca de que tenían miedo a cometer errores que pudieran significar un cambio irreversible en un partido entre rivales directos que se la jugaban. Los cambios realizados en el banquillo local dieron aliento a su juego. Especialmente la entrada de Joel que supuso una bocanada de aire fresco y una potente amenaza en la portería defendida por Emilio.

A falta de diez minutos para el final, los alicantinos sumaron hombres al ataque y generaron presión sobre la meta de Cárdenas. Un remate de cabeza de Juan fue detenido por el portero granota y los centros peligrosos se sucedían desde los costados. Los levantinistas no estaban dispuestos a ceder en su racha de victorias en casa y defendieron los tres puntos hasta que el árbitro señaló el fin del partido.

Con esta victoria, los de Paco López cierran el año con pleno de victorias en casa, con siete partidos ganados de manera consecutiva, líderes y con un extra de motivación tras derrotar dos rivales directos en los últimos dos encuentros.