Noticia

Allanando en Girona el camino hacia el ascenso del centenario

Atención, la fecha de publicación de esta noticia es: 01/12/2016 17:30h.

Fue la última vez que el Levante anudó sus botas al verde del Estadio Montilivi de Girona. Los hechos remontan a abril de 2010. Aquel viernes de una pasión difícil de contener, desde una perspectiva azulgrana, la jornada trigesimotercera descorría el telón en tierras catalanas. La competición entraba en su ocaso final y el Levante emergía con fuerza hacia los estratos más distinguidos de la categoría de Plata. Su ascensión parecía imparable. Atrás quedaba una pequeña sima que amenazó la estabilidad del colectivo durante el mes que cerraba 2009. Después de un diciembre negro por mor de los resultados obtenidos llegó la luz. En ese instante de la cronología, regresamos al mes de abril, el grupo, que lideraba desde el banquillo Luis García, había liberado su mente de cualquier impureza y ya se sabe que los aspectos de índole psicológicos son fundamentales en la resolución de los objetivos trazados. El retorno a la Primera División, en un curso repleto de simbolismo, puesto que la entidad festejaba su primer centenario de vida, no parecía una quimera inalcanzable para un grupo comprometido que desprendía la energía y el vigor necesario para lanzarse con fiereza hacia el abordaje del ascenso.

Sin grilletes que atenazaran sus tobillos y desprovistos de complejos mentales, el bloque cada semana, cuando comenzaba a rodar el balón, alimentaba con fe y con propuestas esa condición de aspirante que ya adornaba su currículum. Y no tardó en demostrar sus pretensiones sobre el verde del Estadio Montilivi ante un Girona lastrado por las lesiones. El parte de bajas del cuadro catalán era extenso y condicionó el dibujo del once establecido por Narcís Julià. Sin embargo, la puesta en acción del Levante fue categórica. La escuadra granota trató de ahuyentar fantasmas y buscó reafirmarse desde el mismo nacimiento del encuentro. Rubén Suárez ofreció la enésima muestra del poder devastador que emanaba de su menuda figura. La paradoja no era irresoluble. El atacante asturiano controló con mimo el esférico en las cercanías del área rojiblanca y sacó de la chistera una volea que sorprendió a Jorquera.

El cronómetro no había alcanzado el minuto quince y la sociedad de Orriols ratificaba su óptimo estado de forma y el significado y la trascendencia que adquiría esa cita liguera. Es evidente que a lo largo de un ejercicio tan amplio surgen confrontaciones con un calado sustancial. El valor de la victoria supera su propia cotización en forma de puntos. El Levante afrontaba ese tipo de partidos cuando la competición liguera iniciaba la cuenta atrás que marcan los diez postreros enfrentamientos. La diana de Rubén anestesió al conjunto local. El paso por los vestuarios no aplacó los ánimosde la representación levantinista. Ni los de Rubén. El punta volvió a emerger para fustigar la portería de Jorquera. Fue un contraataque letal que concluyó con un cabezazo del asturiano tras un centro que llegó de las botas de Juanlu. El partido estaba encauzado.

El Levante se sentía indemne a cualquier contingente sobre el terreno de juego y vencedor. Y rubricó el triunfo con un tercer gol de Xisco Muñoz y una nueva aparición de Juanlu en otro contragolpe perfectamente solucionado. Es evidente que aquella noche el Levante envió un mensaje, claro y rotundo, hacia sus adversarios. Ninguno de sus compañeros de batalla había saltado al césped y ya sentían la presión derivada de la victoria blaugrana. El duelo que estrenó la jornada trigesimotercera sirvió para reivindicar sus prestaciones y también para corroborar y afianzar su voluntad de colarse, con firmeza, en un festín en el que, a priori, no aparecía en el listado de los invitados. El Levante abandonó Montilivi con 55 puntos en su expediente. Solo la Real Sociedad le sacaba un cuerpo y por vez primera en el curso pisaba los puestos con licencia para fantasear con la imagen de la Primera División.

Girona FC Municipal de Montilivi LaLiga 1|2|3
Noticia

​El reto personal y colectivo de Morales como goleador

Halló la ruta del tesoro en el feudo de Montilivi para lograr rescatar un punto afilado, y de extraordinarias dimensiones en términos clasificatorios, y se subió al pódium de los principales anotadores que conforman el relato goleador del Levante en el universo de la Primera División. Morales celebró con profusión el gol en tierras catalanas, compartiendo su emoción con el...

Noticia
GFC 1-1 LUD

​Un punto de intrepidez

Quizás fuera un enfrentamiento para corazones intrépidos y para futbolistas con capacidad para desbrozar el camino de los obstáculos que pudieran ir surgiendo en una confrontación que adquiría transcendencia para las dos escuadras que contendían sobre el pasto del Estadio Montilivi. Lo demostró el Levante en el cómputo general de los noventa minutos con una puesta en escena que se...

Noticia

​Paco López; “Una de las premisas cuando llegamos era lograr un equipo valiente”

“Una de las premisas cuando llegamos era lograr un equipo valiente”, advirtió Paco López en la sala de prensa de Montilivi en una declaración formal de intenciones. Atrás quedaba el partido ante el Girona y el punto cazado en un escenario inhóspito en las últimas semanas para los rivales. Su reflexión refleja la naturaleza y la brillantez del encuentro ejecutado...