Roger: "Tenía muchas ganas de hacer un partido así en el Ciutat de València"

Roger, Levante-Alcorcón

Nunca es fácil asumir la condición de atacante. Y máxime en este fútbol tan mercantilizado en el que tu valor monetario va en estrecha consonancia con tu productividad. Es decir; tantos goles marcas tanto dinero vales. El capitalismo más encarnizado aplicado a la disciplina del balón. Y al contrario: un goleador sin gol es como un día sin sol que parece nacer marcado por el signo de la melancolía. Y ya metidos en esa espiral de acontecimientos tan susceptibles de mudar, el alza o la depreciación más absoluta de las acciones de un delantero están a la orden del día. Así que parece difícil convivir con esa presión puesto que la frontera entre el éxito y el fracaso es muy angosta; casi inapreciable; un balón que choca con el palo y caprichosamente decide tomar la dirección hacia el gol o, por el contrario, marchar hacia otro espacio del verde. Un acierto o su antagonismo; un error. Y las emociones propuestas son totalmente alejadas. Así que nada mejor que comulgar con el gol para aumentar la estima, seguir creciendo y alejar aspectos tales como la desconfianza o el temor. Roger puede dar fe de esta proposición. “Tenía muchas ganas de hacer un partido así en el Ciutat”, reconoce sin dobleces un par de días después de conseguir su primer doblete del ejercicio de Liga.

Sus dos dianas sirvieron para doblegar al Alcorcón y para aupar al Levante al liderato de la clasificación en LaLiga 1|2|3. En realidad, no es un hecho nuevo. Lo venía advirtiendo desde el nacimiento de la pretemporada. Sus alforjas llevaban goles. El suyo fue un ejercicio de efectividad y de precisión en el cómputo general de los encuentros amistosos que precedieron el arranque de la competición liguera. Roger se coronó como el principal anotador del periodo estival. Ese aspecto fue decisivo para conquistar la titularidad. Muñiz apostó por el pistolero en el choque que estrenó el curso en Soria y repitió siete días más tarde en el feudo de Orriols ante el bloque madrileño. Lo que ocurre es que el atacante no está ante un curso cualquiera. Parece el ejercicio en mayúsculas porque puede ejercer de gozne entre el pasado y el futuro. “Necesito una temporada completa sabiendo dónde voy a estar. Han sido dos años muy difíciles. Estoy con mucha ilusión en el Levante club que me lo ha dado todo”.

Su rol en el interior de la plantilla configurada para el ejercicio 2016-2017 ha mudado. Es una obviedad desde que ampliara su relación contractual con la sociedad granota y adquiera mayor trascendencia. Atrás quedan varias cesiones enlazadas y la sensación agridulce de una campaña, la más reciente en la memoria, que significó un viaje de vuelta a Valladolid, con la apertura del mercado invernal, para volver a reencontrarse con los fundamentos del fútbol. Roger anotó un gol en un choque de Copa del Rey con la elástica azulgrana ante el Espanyol. Su expediente quedó varado. Entre los meses de octubre y diciembre sintió en sus carnes lo despiadada que puede ser su profesión. Estuvo muy cerca del gol en varias ocasiones, pero el gol se volatilizó. La sensación puede llegar a ser desesperante, aunque en Valladolid recobró la confianza para regresar al punto de partida que establece el Levante, club al que se unió en el verano de 2011 para recalar en el filial.

Roger celebró los goles ante el Alcorcón con profusión. Su rostro y sus gestos reflejaron el tremendo significado de cada uno de ellos. “A los delanteros se les pide goles. Es lo que marca las diferencias”, resalta estableciendo distancias. Apenas había comenzado el partido cuando se coló entre los centrales para resolver un magnífico servicio de Campaña. Los protagonistas convergieron en el segundo tanto. El mediocentro cabeceó al larguero un centro de Pedro López y el atacante cazó el rechace sobre la línea de gol. Roger volvió a castigar las redes de la escuadra alfarera como hizo el día de su estreno oficial en Copa del Rey hace varios años. Todo ha cambiado desde enero de 2012. “Debuté con el Levante en casa e hice un gol. No soy el chaval que era. Me siento más importante y estoy con ganas de hacer un buen año”.

Noticia

El Levante UD cierra sus primeros encuentros de pretemporada ante el Albacete Balompié y el RCD Mallorca

El Levante UD, que iniciará los entrenamientos el próximo lunes tras haberse sometido ayer y hoy a las diferentes pruebas médicas y físicas, comienza a perfilar los detalles de la pretemporada, incluidos los primeros encuentros amistosos.El conjunto levantinista se ejercitará la próxima semana en la Ciudad Deportiva, mientras que realizará una concentración del 26 al 29 de agosto en La...