Noticia
LUD 2-0 RAN

El Juvenil A se sitúa en puestos de Copa SM El Rey tras imponerse al Ranero CF

Levante UD: Picón, Carles, Fidel, Toni Herrero, Juan Cortés, Isaac, Pitu, Edu (Santi, 78’), Iván (Raúl Alcaina, 52’), Cantero (Edgar, 76’), Christian (Luis, 82’).

Ranero: Carles, Jaime (Salvador, 71’), Rico, Víctor Castelló, Daniel, Víctor Olmedo, Alejandro, Javier (Antonio, 59’), David, Clemente (Francisco, 50’), Manuel (Enzo, 71’).

Árbitro: José Miguel Carballa. Amonestó a los visitantes Rico, Víctor Olmedo y Manuel.

Goles: 1-0. Toni Herrero, min. 58
2-0. Christian, min. 77

El Juvenil A alcanza la segunda posición de la tabla tras ganar ante el Ranero CF el encuentro que se suspendió el pasado mes de febrero por las fuertes rachas de viento que obligaron a parar el partido en el minuto siete. Con este triunfo, los de Alessio Lisci encadenan su octava victoria consecutiva.

En la primera parte, más corta de lo habitual, el Levante UD jugó con el viento en contra pero no fue un gran obstáculo. La única ocasión peligrosa que creó el Ranero se produjo en el minuto 30, cuando los granotas perdieron un balón en la zona defensiva. Picón atrapó el balón sin problemas. Por su parte, los levantinistas lo intentaron con varios centros de Fidel que no encontraron rematador y con una buena combinación entre Pitu y Fidel. Este último no llegó a rematar el esférico al anticiparse la defensa del Ranero.

El Levante UD salió más animado tras el descanso y fue capaz de generar más ocasiones que en el primer tiempo. Tan solo diez minutos después de empezar la segunda parte, llegó el primer gol del encuentro. Cantero creó una jugada en la que Pitu remató pero despejó el portero a córner. Toni logró rematar de cabeza el balón que llegaba del saque de esquina para anotar el primer tanto. Unos minutos más tarde, Edu recogió un balón de un pase largo e intentó marcar de vaselina. Sin embargo, el segundo tanto del partido lo marcó Christian con muy buena definición, tras un pase de Isaac. Los azulgranas tuvieron muchas ocasiones para marcar el tercer gol del encuentro, como las de Raúl o Edgar, que el portero detuvo, o una doble ocasión de Pitu en la que tampoco logró marcar.

Finalmente, los tres puntos subieron al casillero de los levantinistas que se sitúan a tan solo un punto del liderato.