Noticia

Comunicado de la Delegación de Peñas del Levante UD

Atención, la fecha de publicación de esta noticia es: 12/01/2011 13:59h.
Desde la Delegación de Peñas del Levante U.D, y como representantes de la afición, siendo conscientes del malestar reinante y habiendo observado ciertas actitudes por parte de algunos medios de comunicación valencianos:

Manifestamos nuestra disconformidad con la valoración subjetiva y desenfocada en buena parte de la prensa valenciana, derivada del partido entre el Levante y el Valencia celebrado el día 9 de enero de 2011, así como por la poca resonancia mediática a nivel local que de los errores arbitrales que azotan a nuestro club, se está haciendo.

Para ello, sin victimismos, siendo conscientes de nuestra inferioridad deportiva y presupuestaria, pero no en valores humanos reivindicativos de la belleza del deporte, nos ceñimos a determinados hechos que justifican este comunicado en virtud del tratamiento desigual e interesado de la información, y que demuestran la parcialidad de determinados medios, sorprendiendo de forma menos grata la exhibida por los de titularidad pública autonómica y otros que dicen defender una información civilizada y para “todos/as” los/as “valencianos/as”.

1) Enero de 2011. La afición levantinista ha mantenido su educación y su sensatez habituales a pesar de algunas informaciones despectivas e incluso portadas de diarios de ámbito provincial donde nuestro club, el más antiguo de la ciudad de Valencia, se convertía en el chivo expiatorio de cara a una resurrección que tapara una eliminación copera a manos de un equipo rival autonómico. Nos duele que se considere a otro equipo de tu misma tierra, de tú misma ciudad, como si fuera un rival extranjero insignificante, escudándose en el forofismo y no en la objetividad periodística.

2) Ante estas provocaciones, alabamos la sabiduría del levantinismo y su capacidad de distinción entre medios de comunicación valencianos y medios de comunicación valencianistas, dado el peculiar manual de estilo de estos últimos que propende hacia la confusión semántica igualatoria entre valenciano y valencianista.

3) Loamos el sentido común del levantinismo cuando tiene que escuchar con perplejidad su apego a otros clubes de España, algo subrayado y enfatizado por nuestra prensa valencianista en exclusiva. Se demuestra con ello el escaso conocimiento hacia nuestra realidad y la falta de ingenio para poder desempeñar el oficio de la información, además de la carencia de tolerancia hacia la libertad individual.

4) Pocos medios de comunicación valencianos han sabido narrar la realidad como ocurrió. Por esta razón, el aficionado levantinista sabe muy bien que le tratan mejor los medios nacionales, posiblemente con menos minutos pero guardando las formas, la compostura y apostando por la realidad de los hechos, reconociendo, sin ir mas lejos, la ilegalidad de un gol y la inexistencia de un penalti, hechos deportivos exclusivamente, no así lo hicieron otros medios locales, que sin temblarles la voz o las teclas, modificaron sus impresiones iniciales, desenfocándo la realidad de lo ocurrido e incluso haciendo caso omiso a otros hechos similares que castigan a nuestro club y nuestra afición desde el inicio de esta temporada, vanalizando y sirviendo de mofa, como así hemos observado.

5) Desde 2005 a 2011 han pasado seis años. En ese tiempo la afición levantinista ha aprendido a sentir más orgullo de su equipo y a volver a renacer de las cenizas. La situación de los dos clubes de la ciudad de Valencia ha cambiado, y las circunstancias económicas son complicadas pero, a día de hoy, el Levante ofrece una imagen muy buena y empieza a construir un universo futbolístico con sentido común. Por esta razón, entendemos las molestias que ello pueda provocar en determinados ambientes sociales y deportivos exclusivistas, pero sería conveniente entender que el Levante es un equipo de fútbol que no trata de convertirse en columna vertebral del deporte valenciano, sino en una vértebra más que ayude a formar una columna majestuosa para nuestra ciudad y nuestra Comunidad. Y como dijo el expresidente valencianista Jaime Ortí: “lo que es bueno para el Valencia, es bueno para el Levante; lo que es bueno para el Levante, es bueno para el Valencia”. Eso sigue sin entenderse por parte de algunos.

Por esta razón, deseamos manifestar nuestra disconformidad ante el trato vejatorio y/o paternalista recibido por algunos medios de comunicación valencianos, y con más dolor por parte de los públicos, para lo cual les invitamos a conocernos más a fondo sin complejos, sin fanatismos, sin perversiones del lenguaje o de la imagen, y con la simpatía que deben mostrar a uno de los clubes sobre los que han de cumplir una de sus misiones encomendadas por la sociedad a la prensa: informar.
Rogamos, que se nos trate con el respeto que nosostros ofrecemos, con la dignidad que merece un club centenario, que cierto es, ha tenido épocas de grandes sombras en su historía y que ahora, algunos se empeñan en apagar las tímidas luces que comienzan a brillar en el máximo nivel del panoráma deportivo valenciano.

No entendemos que después de pasado el derbi ( y a pesar de que algunos siguen empeñados en negar hasta esta evidencia, ¿derbi “unidireccional?”), ciertos medios se empeñen en anular con sus comentarios y descalificaciones la fiesta del fútbol que se vivió en esta ciudad, el comportamiento maduro y responsable de nuestra afición, y el ámbiente que podía respirarse desde primera hora de la tarde alrededor del Ciutat de Valéncia, queríendo privar a esta ciudad, a todos los aficionados al fútbol, de un derbi que debería repetirse durante muchos años y perpetuarse en el tiempo.

 

Noticia

La Delegación de Peñas del Levante UD asiste al Congreso Nacional de Peñas 2018

La Delegación de Peñas del Levante UD ha asistido este fin de semana al Congreso Nacional de Peñas 2018 que se ha celebrado en Valladolid, una ciudad que se ha convertido en el epicentro del fútbol nacional, tiñéndose con los colores de una nutrida representación de aficionados de 36 equipos de fútbol, procedentes de toda la geografía española. Más de...