Noticia

Cumbre en Montilivi entre el Levante y el Girona

Atención, la fecha de publicación de esta noticia es: 03/12/2016 13:58h.

Hay enfrentamientos que no necesitan excesivas formulaciones ante la magnitud y el valor que presentan. El choque entre el Girona y el Levante forma parte de este registro. No hace falta dimensionar sus caracteres. Sus códigos están perfectamente etiquetados. No hay que abrir su envoltorio para desentrañar el tipo de enfrentamiento que se perfila en tierras catalanas mañana domingo a la hora del Ángelus. Subyace un tono de grandilocuencia que lo rodea y lo dota de contenido y subjetividad. El Estadio Municipal de Montilivi examina la consistencia de los equipos que abrazan la clasificación general desde su vértice más distinguido. Los dos retan al resto del mundo desde el pico de la categoría de Plata. El líder ante su sombra con el balón como principal reclamo y expresión de la propuesta que cada escuadra defiende cuando se ancla al verde para iniciar una nueva batalla liguera. Hay enfrentamientos que fascinan; hay duelos que seducen y hay envites que activan sobremanera el sistema nervioso de los protagonistas y alertan la práctica totalidad de sus sentidos por la impronta que presentan.

La cita entre el Girona y el Levante ejemplifica este patrón. No es un partido definitivo, pero es incuestionable que tiene enjundia. No parece probable que el encuentro marque una tendencia por lo que respecta a la configuración de la clasificación general, cuando el relato de la acción se sitúa sobre la jornada decimoséptima, pero es indudable que las cuestiones anímicas adquieren primacía. Lo advirtió López Muñiz en la comparecencia ante la prensa que realizó en la jornada de ayer en las instalaciones de la Ciudad Deportiva. “La victoria tiene un aspecto moral importante”, advirtió para ahondar en esa premisa que explora la vía emocional que significa tratar de asestar un golpe contundente a tu más inmediato perseguidor. Y al contrario. “No será fundamental en cuanto a puntos, pero puede tener importancia desde un aspecto anímico”. Y resulta conocido que las cuestiones mentales pueden ser determinantes en la resolución de los objetivos por ese componente intangible que te vuelve invencible e invulnerable a cualquier acometida.

El Girona atraviesa por una dinámica efervescente tras encadenar tres victorias consecutivas que han dimensionado su nombre en la clasificación. El equipo se siente fortalecido. El Levante no afronta un partido desconocido. En realidad, el duelo, por las circunstancias que lo rodean, rememora las manifestaciones postreras cuando se aleja de los dominios del Ciutat de València. Las huestes levantinistas acostumbran a medirse ante adversarios ubicados en la zona más noble de la tabla. Esta narración empezó hace unas jornadas en el feudo de Anduva frente al Mirandés y contó con capítulos similares en Reus y en Oviedo. Como norma todos los rivales circundaban la zona de ascenso hacia la elite y observaban la confrontación como una manera de acortar las distancias con el líder para legitimar sus aspiraciones aunque no todos los consiguieron, un aspecto que refuerza la calidad de la respuesta blaugrana.

El bloque azulgrana siente en primera persona la presión que supone defender el bastón de mando. El Levante llega a Girona después de la suspensión del partido ante el Rayo por la lluvia. La situación es un tanto atípica por el hecho de no saltar al césped la pasada semana. En el recuerdo queda la aflicción provocada por la derrota ante el Oviedo y la igualada casera frente al Cádiz. Desde ese prisma, parece que el Levante necesita una victoria redentora que le permita renovar sus lazos con la competición de Liga. El bloque está dispuesto a sublevarse. La misión es compleja ante un Girona en fase creciente en condición de local y foráneo. No parece sencillo desactivar a un colectivo que se manifiesta con verdadera pasión sobre el campo. Lo emocional tiene trascendencia en la concepción futbolística que exhibe el grupo rojiblanco. La intensidad con la que afronta cada cita resulta conmovedora. La cuestión no es banal porque implica una réplica adecuada por parte de sus oponentes. Muñiz tiene claras las coordenadas. “Tenemos que competir a buen nivel y tener un buen día. No podemos relajarnos”.

Girona FC Municipal de Montilivi LaLiga 1|2|3
Noticia

​El reto personal y colectivo de Morales como goleador

Halló la ruta del tesoro en el feudo de Montilivi para lograr rescatar un punto afilado, y de extraordinarias dimensiones en términos clasificatorios, y se subió al pódium de los principales anotadores que conforman el relato goleador del Levante en el universo de la Primera División. Morales celebró con profusión el gol en tierras catalanas, compartiendo su emoción con el...

Noticia
GFC 1-1 LUD

​Un punto de intrepidez

Quizás fuera un enfrentamiento para corazones intrépidos y para futbolistas con capacidad para desbrozar el camino de los obstáculos que pudieran ir surgiendo en una confrontación que adquiría transcendencia para las dos escuadras que contendían sobre el pasto del Estadio Montilivi. Lo demostró el Levante en el cómputo general de los noventa minutos con una puesta en escena que se...

Noticia

​Paco López; “Una de las premisas cuando llegamos era lograr un equipo valiente”

“Una de las premisas cuando llegamos era lograr un equipo valiente”, advirtió Paco López en la sala de prensa de Montilivi en una declaración formal de intenciones. Atrás quedaba el partido ante el Girona y el punto cazado en un escenario inhóspito en las últimas semanas para los rivales. Su reflexión refleja la naturaleza y la brillantez del encuentro ejecutado...