Noticia

El Juvenil A mereció el triunfo ante el Valencia CF (0-0)

Atención, la fecha de publicación de esta noticia es: 22/11/2008 19:30h.
Levante UD: Eric, Maeso, Jalid, Arnau, Roselló, Pascal (Darío, min. 51), Marc García (Giuliano, min. 75), Alonso, Juanma, Pulido (Oli, min. 57), Marc Mateu.

Valencia CF: Fernando, Adri Hernández, Marcos, Abel, Adri Lafuente (Primo, min. 30), Carles, Sergio Cuesta (Fran, min. 61), Marc (Borja, min. 77), Sergi Mut (Kike, min. 72), Iván Rubio, Mario Rui.

Árbitro: Sánchez Varea. Amonestó a los locales Maeso, Juanma y al técnico Yago, y a los visitantes Adri Hernández, Marcos, Abel, Mario Rui y Primo.

El Juvenil A dio una lección magistral de fútbol ante el Valencia CF, en un derbi que debió decantarse a favor de los levantinistas por ocasiones y por un mejor juego, sobre todo, en la segunda mitad. Los de Yago enviaron dos acciones al poste de la portería valencianista y finalmente tuvieron que conformarse con el reparto de puntos.

La igualdad imperó en los primeros cuarenta y cinco minutos, donde ninguno de los dos equipos logró hacerse con el claro dominio del juego y éste se desarrolló en el centro del campo. El Valencia CF fue el primero que puso el miedo en el cuerpo a su rival cuando a los ocho minutos Sergi Mut encaró a portería y su lanzamiento lo detuvo el portero Eric. El Levante UD respondió rápidamente a esta jugada con un disparo de Pascal que se marchó rozando el larguero. A la media hora del transcurso del partido, un choque fortuito entre el jugador alemán y Adri Lafuente provocó que el segundo sufriese una herida en la ceja y tuviese que abandonar el terreno de juego mareado.

El levantinista Juanma también dispuso de una buena ocasión antes de que ambos equipos se fueran al descanso, pero el balón se marchó fuera por muy poco.

Tras la reanudación, si hubo un equipo que arrolló a su rival ése fue el Levante UD. Los de Yago lo intentaron a balón parado en dos córners ejecutados por Marc Mateu que Juanma de cabeza remató. En el segundo de ellos el balón dio en el poste.

El conjunto granota estaba practicando muy buen fútbol, sacando el esférico controlado desde la defensa, y enlazando jugadas hasta llegar al área rival. La gran afluencia de público que se dio cita en Buñol para presenciar el derbi quedó maravillado con el despliegue técnico de los jóvenes futbolistas. Los levantinistas lograron encerrar a los valencianistas en su área y tan sólo faltó el gol. Juanma volvió a intentarlo en el minuto 80 cuando encaró a portería, lanzó el esférico, el portero lo despejó, el balón volvió a caer en sus pies, Fernando lo derribó impidiendo que pudiese lanzar y el colegiado ignoró la acción.

El Levante UD todavía tuvo tiempo para más y, a falta de cinco minutos para la conclusión del encuentro, Darío probó suerte con un potente disparo. Sin embargo, la suerte no se alió con los azulgranas y, una vez más, el poste se convirtió en el enemigo granota.

Finalmente, injusto reparto de puntos para los levantinistas que hicieron méritos suficientes para lograr la victoria.