Noticia
VIL 2-3 LUD

El Juvenil A se impone en casa del líder

Villarreal CF: Jacobo Martínez, Marcos Sánchez, Marc Faja, David Guerrero, Jordi Ortega, Miguel A. Ruiz (Juan Antonio Pérez, 22’), Rodrigo Alonso, Pau Vidal (Tiago Geralnik, 70’), Rubén Bonachera, Diego Real (Antonio Gabarri, 70’ / Álvaro Cruz, 87’), Francisco Bonfiglio (Alejandro Jiménez, 46’).

Levante UD: Pablo García, Alejandro Alonso (Marc Pubill, 46’), Mario Climent, Carlos Giménez, Marcos Cano, Joan Gallego, Álex Cerdá (Rubén Murcia, 89’), Carlos Benítez, Eric Iglesias (Juan Carlos Castelló, 68’), Javier Jiménez (Víctor Blanco, 72’), Álvaro Guillén.

Árbitro: Iván Muñoz Pérez. Amonestó al local Juan Antonio Pérez y a los visitantes Marcos Cano, Mario Climent, Javier Jiménez, Víctor Blanco, Carlos Giménez. Expulsó al jugador del Villarreal CF, Jordi Ortega (min. 41), por doble amonestación.

Goles: 0-1.Eric Iglesias, min. 15
0-2.Mario Climent, min. 21
1-2.Juan Antonio Pérez (p), min. 30
2-2.Pau Vidal (p), min. 52
2-3.Álvaro Guillén, min. 83

El Juvenil A se impuso en casa del líder. Tras aventajarse en el marcador con dos goles de diferencia, el Villarreal CF logró empatar desde los once metros, pero los levantinistas no se rindieron y consiguieron el tanto de la victoria en la última fase del encuentro.

Durante la primera mitad, el Levante UD estuvo muy bien posicionado. Desde un primer momento mostró su intención de hacer daño al rival y generó situaciones de peligro, sobre todo, por banda izquierda. Por mediación de Eric Iglesias y Mario Climent, el conjunto granota se puso por delante con un 0-2 en el electrónico. Cumplida la primera media hora del partido, el colegiado señaló una pena máxima a favor de los locales por manos y Juan Antonio Pérez fue el encargado de recortar distancias. A punto de finalizar el primer tiempo, el Villarreal CF se quedó en inferioridad numérica tras la expulsión de Jordi Ortega por doble amonestación.

Tras el paso por vestuarios, el juego estuvo más equilibrado y los levantinistas querían aprovechar su superioridad numérica para anotar el tercero, pero quizás les faltó un poco de calma para buscar la portería rival. Tras un saque de esquina favorable a los locales, el balón cayó muerto en el área y el colegiado señaló una nueva pena máxima que Pau Vidal transformó en gol. Al Levante UD le restaba todavía tiempo por delante para volver a ponerse por delante en el marcador y así fue. Apareció Álvaro Guillén para anotar el 2-3 definitivo. Los locales buscaron el empate, pero los de Adrián Esteve lograron defender bien su ventaja.