Noticia
LUD 1-0 VILL

El Levante UD escribe un nuevo capítulo en su historia al alcanzar las semifinales de Copa del Rey

Levante UD: Cárdenas, Son (min. 54, A. J. Morales), Toño García (min. 75, C. Clerc), Radoja, Bardhi, Malsa (min. 64, Roger M. S.), Vezo, Postigo, Rochina (min. 54, Melero), Dani Gómez (min. 106, Sergio León) y Coke (min. 64, Miramón).

Villarreal CF: Rulli, R. Albiol, Pau, Parejo, Foyth, M. Trigueros, Paco Alcácer (min. 86, Bacca), Coquelin (min. 91, Fer Niño), R. Peña (min. 65, Estupiñán), Moi Gómez (min. 50, Baena) y A. Pedraza.

Árbitro: Soto Grado (comité riojano) amonestó a los levantinistas Bardhi, Rochina y Melero. A los visitantes Albiol, Trigueros, Parejo y Baena.

Goles: Rulli, R. Albiol, Pau, Parejo, Foyth, M. Trigueros, Paco Alcácer (min. 86, Bacca), Coquelin (min. 91, Fer Niño), R. Peña, Moi Gómez (min. 50, Baena) y A. Pedraza.

1-0, min. 120, Roger M. S.

Salió todo perfecto, el Levante UD de Paco López lo bordó frente al conjunto de Unai Emery, un planteamiento idóneo para escribir una brillante página más en la historia del equipo de Orriols. Pelea, garra, esfuerzo, pundonor y el saber sufrir le dieron alas a un Levante UD que llegó hasta el último minuto con el objetivo de pasar de ronda entre ceja y ceja, un minuto final que disparó el éxtasis en el momento que Roger le hacía besar la red de la portería a la pelota.

Arrancó con todo el Levante UD que a los 120 segundos pudo abrir el marcador con un centro de Bardhi que no cazó Dani Gómez. La réplica de los groguets no tardó y poco después Cárdenas exhibió una manopla en una segunda jugada de un córner. El respeto entre ambos y lo bien que los de Paco López contuvieron a los de Emery para evitar que jugaran por dentro, llevó el encuentro hasta la media hora sin acciones. Una media hora donde de nuevo Dani Gómez avisó sobre Rulli, aunque sin encontrar la portería. Acabó totalmente desmelenado el conjunto granota con una gran acción combinativa en área rival que finalizó Son por encima del travesaño.

Tras el reglamentario paso por vestuarios, el guión varió radicalmente y tras unos minutos de arreón visitante, fue el Levante UD quien pasó a dominar el escenario. Apareció Dani Gómez en la zona de enganche y a las puertas se quedó de encontrar a un compañero hasta en tres ocasiones. No dejó respirar al Villarreal el Levante y la más clara fue, sorprendentemente, un remate de un defensor visitante que Rulli atrapó en la línea. Tuvieron la suya los de Emery ya en el minuto 89 cuando Parejo efectuó una falta que obligó a volar a Cárdenas, a aparecer sobre el límite de la línea a Postigo y a todo el equipo para evitar una nueva acción de peligro.

Arriesgar conllevaba más peligro que ser conservador, así lo entendieron ambos conjuntos en el tiempo extra. Se buscaron, se tantearon pero siempre con la seguridad de estar bien cubiertos atrás, sin volverse locos intentaron llevarse el gato al agua. Dio el susto el colegiado al señalar la pena máxima a favor del Villarreal, sin embargo el VAR le rectificaría para hacerle señalar infracción desde fuera del área. El Levante UD hizo las cosas a su manera, con la seña que va en su ADN: en la última jugada de los 120 minutos una carrera de Morales -que aun le quedaban fuerzas- y en los últimos metros mandó un balón atrás lleno de fe para que Roger, quien sino, metiera al Levante UD entre los cuatro mejores equipos de la Copa del Rey.