Noticia
CAD 1-1 LUD

Un punto que acerca al Levante a su desafío

Cádiz CF: Cifuentes, Carpio, Aridane, Sankaré, Brian (Aitor, 82'), Garrido, José Mari (Santamaría, 88'), Salvi (Nico, 82'), Álvaro García, Aketxe y Ortuño.

Levante UD: Raúl; Pedro López, Postigo (Saveljich, 36'), Chema, Toño; Jason (Abraham, 64'), Campaña, Róber Pier, Morales, Casadesús (Juan Muñoz, 82') y Roger.

Árbitro: De la Fuente Ramos (castellano-leonés). Amonestados Jason, Chema y Campaña.

Goles: 0-1. M. 40. Roger. 1-1. M. 56. Salvi

Por momentos el Cádiz se comportó con la virulencia y la fuerza extrema del viento de Levante que está azotando la geografía gaditana durante el tiempo más presente. Y por momentos el Levante resultó conmovedor por el esfuerzo heroico y racial de un colectivo de espíritu inquebrantable. Lo ha consignado con hechos y sensaciones a lo largo del presente ejercicio liguero en batallas convergentes y concordantes a la que se planteó en el Estadio Ramon de Carranza bajo la amenaza de Eolo. Sopló con vigor y con potencia como si quisiera focalizar toda la atención y restar trascendencia a todo aquello que anunciaba una confrontación de raíz superlativa entre dos equipos grandes. Había mística. Sobre el verde del coliseo amarillo chocaron dos versiones imperiales que comparten un desafío de dimensiones colosales que parece unificar sus destinos. Por momentos el Cádiz creyó con firmeza en la posibilidad de conseguir mudar la piel de un encuentro de emociones compartidas y de signo incierto. En esa fase fue capaz de eclipsar, hasta llevar a la negación más absoluta, al líder omnipresente de la competición liguera. Por momentos el Levante realizó un severo ejercicio de superviencia. La escuadra azulgrana pareció arrinconada y algo marchita ante el empuje de su oponente, pero nunca se arredra. Tampoco pierde la compostura ante situaciones de estrés. Ese pertinaz ejercicio de resistencia, que cronológicamente coincidió con el capítulo postrero del envite, le guió hasta una igualada defendida a posteriori por Muñiz. El líder tiene el derecho moral a celebrar cada igualada cuando se acerca el ocaso del campeonato. Su superlativa proyección durante la evolución del actual ejercicio de Liga le ampara y también le protege.

Se trataba de desconectar al Cádiz y de alejarlo de la portería defendida por Raúl Fernández. Había que anestesiar al colectivo que conduce desde el banquillo Álvaro y también a una grada ruidosa y racial en sus manifestaciones. Hay una sinergia entre la representación futbolística y sus más fieles seguidores. El Carranza se convierte en una caldera en plena combustión. Y su carácter se incardina en el imaginario de los futbolistas. Aletargada la energía del bloque cadista, el arquero vasco tuvo que intuir un pase en profundidad de José Mari sobre Salvi que generó un principio de incertidumbre. Sin embargo, el guardameta azulgrana fue explosivo en su salida en aras a desactivar cualquier decisión adoptada por el atacante. Fue la ocasión más diáfana del Cádiz durante el relato el primer tiempo. Muñiz apostó por introducir a Róber Pier en el eje de la medular acompañado por Campaña. Fue una variación que se había vaticinado durante los entrenes semanales.

Quizás el técnico buscara con esa resolución adoptada algo más de músculo y mucho más nervio en la zona donde se cuecen los partidos. El Levante distanció al Cádiz de Raúl. El hecho adquiría relevancia por el significado que encierra, máxime frente a un rival profundo y devastador emergiendo desde cada uno de los costados a partir de las prestaciones de Álvaro y Salvi. No obstante, tampoco había excesivas noticias en clave azulgrana en las cercanías de la meta contraria. El Levante no inoculó su veneno sobre Cifuentes. Le faltó precisión para establecer la coordenada final. En ese espacio, surgía la imagen de Roger. El Pistolero mantuvo una cruenta batalla contra los centrales cadistas en una pronunciada lucha por el esférico en acciones aéreas y subterráneas. Su esfuerzo siempre es homérico. Es una guerra tortuosa de desgaste en busca de grietas inaccesibles para la mayoría. El Levante se sentía a gusto sobre el campo.

De repente apareció Toño. Su creencia fue vital para prologar la diana conquistada por Roger desde lo once metros. El lateral cruzó toda la inmensidad del verde para pisar el área local con determinación. Había arrebato e ímpetu; una aparición desbocada. Toño parecía propulsado por dos turbinas. Nadie pudo detenerlo. El cuero pasó por las botas de Morales y Casadesús y acabó con un centro que cortó Sankare lanzándose al suelo con las manos abiertas. Roger siguió el ritual que desarrolla en situaciones de esta índole. El Pistolero logró abstraerse del entorno. Su concentración es suprema desde los once metros. No hubo incertidumbre en la resolución final. Armó su pierna para dejar clavado a Cifuentes. La diana amenazó la estabilidad del Cádiz.

En ese instante había que calibrar el tipo de respuesta que iba a mostrar después de varias semanas alejado de la victoria. El grupo no cayó preso del desanimo. Su espíritu no es atribulado. Fue capaz de cambiar la dirección del duelo quizás cuando con más jerarquía se comportaba el Levante. Salvi aprovechó un balón que escupió el larguero para igualar el partido. El Cadiz redobló esfuerzos. El bloque amplió los márgenes del campo para adquirir profundidad. Desde la estrategia agitaba la solvencia defensiva azulgrana. Raúl adquirió pujanza y Ortuño rozó la remontada. El Carranza aumentó la intensidad. El vértigo condujo los movimientos del Cádiz pero entonces se materializó esa versión más gremial y asociativa que caracteriza al Levante y que le permite competir y ser fiable en la batalla. Esa interpretación que acentúa la colectividad le permitió aprisionar un punto que le acerca a su objetivo.

Cádiz CF Ramón de Carranza LaLiga 1|2|3

Noticia

Listado de los jugadores convocados para el duelo ante el Huesca

Muñiz, a la conclusión de la sesión de activación realizada en las instalaciones del Ciutat de València desde las 12:15 horas, ha confirmado el listado de los jugadores citados para el enfrentamiento ante el Huesca, correspondiente a la jornada cuadragesimasegunda de LaLiga 1|2|3, que está pautado para esta tarde a las 20:30 horas en el feudo del barrio de Orriols....

Noticia
LUD 1-2 HUE

El campeón se despide de Segunda División tras un ejercicio de resonancias bíblicas

El grito de campeones resonaba con una inusitada fuerza por los cuatro puntos cardinales del Ciutat de València. Las gargantas de la masa social azulgrana, encendidas por la pasión y por la turbación, tras la evolución y el desarrollo de un ejercicio de Liga que adquirirá lustre y perdurará sobre el calendario en el imaginario del levantinismo, atronaban en el...