Noticia

Yago, entrenador del Juvenil A, analiza para la página web la temporada de su equipo

Atención, la fecha de publicación de esta noticia es: 23/04/2009 10:05h.
El Juvenil A escribió su punto y final de la temporada 08/09 el pasado domingo ante el Albacete Balompié. Los jóvenes levantinistas lograron en dicho compromiso su quinto triunfo consecutivo, lo que les permitió finalizar el campeonato del Grupo 7 de División de Honor en séptima posición, dos puestos más arriba que la temporada pasada.

Pero quizás el mayor triunfo que han logrado los futbolistas dirigidos por Yago ha sido la progresión deportiva que ha alcanzado cada uno ellos durante la campaña, puesto que la gran mayoría iniciaron la temporada sin experiencia en División de Honor y han acabado tuteando a los llamados “grandes” de la categoría. Incluso uno de estos jugadores, Marc Mateu, ha tenido la oportunidad de debutar en el primer equipo.

El entrenador levantinista ha realizado para la web del club un análisis de lo que ha sido la temporada y reconoce que “lo más importante, desde el punto de vista técnico y de formación, ha sido la evolución que han tenido los jugadores. No tenemos que olvidar que el Juvenil A de esta temporada era el Juvenil B del año pasado, no se pudo hacer la pretemporada por las circunstancias que rodeaban al club y el primer partido que pudo jugar el equipo junto fue el del primer compromiso de Liga contra el Villarreal CF. Todo eso se ha superado gracias a la gran ilusión que han demostrado tener estos jugadores”.

Los componentes de la primera escuadra de juveniles del club pueden presumir de ser los menos goleados -junto con el Albacete, segundo clasificado-, además de ser uno de los equipos que menos partidos ha perdido. Al respecto, Yago asegura que “esta temporada tenía claro las cartas que debía jugar porque recibía a un equipo que no había jugado nunca en División de Honor y tenía que trabajar muy bien los aspectos tácticos defensivos, sin olvidar en ningún momento los ofensivos porque esta categoría es muy complicada y cualquier descuido, por pequeño que sea, se convierte en un gol en contra. El grupo cogió pronto la idea y el trabajo de equipo, y la evolución se ha notado muchísimo. Estamos muy contentos”.

Los levantinistas, con once empates, se han convertido en los que más partidos han igualado en la temporada; unos resultados que no reflejaron el dominio y la superioridad, en cuanto a juego y ocasiones, de los granotas en la gran mayoría de dichos encuentros. Es por ello que ocupar la séptima posición parece no acabar de manifestar el buen trabajo realizado por el conjunto. Sin embargo, el técnico del equipo azulgrana afirma que “nuestro objetivo esta temporada era la permanencia y siempre que viniera algo más iba a ser un triunfo para nosotros. Haber quedado séptimos es una gran temporada y sí que es cierto que ha habido muchos empates, pero sabíamos que se estaba jugando muy bien y que las victorias no tardarían en llegar como así ha sido”.

Los jóvenes futbolistas han puesto la guinda a la temporada encadenando cinco triunfos consecutivos, hecho que muy pocos equipos han logrado. “Estas cinco victorias dicen mucho de un grupo que en todo momento ha estado implicado en el trabajo. Sabíamos que iban a llegar los éxitos y así ha sido, debido a la humildad y el esfuerzo de estos jugadores, que si bien les dimos una responsabilidad, ellos han sabido llevarla adelante, no sin un trabajo de equipo. Quiero aprovechar esta oportunidad para darles públicamente la enhorabuena porque no es fácil lo que han hecho”, concluye Yago.