ES
F. Sala

El Levante UD FS deja escapar dos puntos a menos de diez segundos para el final (4-4)

El Levante UD FS continúa sin conocer la derrota como local en el Municipal de Paterna, aunque en esta ocasión el sabor del partido puede ser lo más parecido hasta la fecha. Le tocó adelantarse en el choque hasta en tres ocasiones y cuando por fin pareció poner algo de calma al encuentro, el conjunto melillense igualó la contienda a 9.1 segundos del final, ya con el juego de cinco sobre la madera granota.

Monopolizó el inicio de partido el conjunto de Carlos Márquez, las ocasiones constantemente sucedieron sobre la portería de un Yiyo -guardameta visitante- que estuvo muy acertado en los compases iniciales del choque. La más clara para los intereses locales llegó a poco más de cinco minutos para el descanso: Parreño controló y logró girarse antes de encañonar con un lanzamiento que halló como único escollo al travesaño. Posteriormente llegó la quinta falta levantinista y a través de ahí aprovechó Melistar FS para hacer daño. Dos minutos después de llegar al bonus, los visitantes gozaron un diez metros que Franco convirtió. A menos de un minuto para tomar dirección a vestuarios, Juanico como si de un francotirador se tratara, encontró el ángulo inferior en un libre directo lejano para batir a los foráneos. 

Con los últimos 20 minutos en marcha, los granotas afinaron su acierto de cara a portería y con tan solo tres minutos transcurridos Pablo García puso por delante a los locales por primera vez en el choque con un remate de primeras ajustado a la cepa del poste. Antes de llegar al ecuador el partido entró en una fase de locura. Llegaba el empate de los de Jordi Gay, pero dos minutos después Juanico lograba el segundo de la noche en su cuenta particular con algo de fortuna. Siendo el único levantinista que fue hasta el final en la presión, forzó el error rival y el balón acabó golpeando en su cuerpo para, posteriormente, terminar celebrando el tercero del Levante UD FS. Pese a ello, esta vez si con el minuto 30 ondeando el Pabellón Municipal de Paterna, Vitinho reestableció el marcador para convertir el partido de 40 minutos en uno muy diferente de tan solo diez. Se volcó al ataque el Melistar FS y lo aprovechó Pablo García para encontrar un balón que condujo prácticamente los 40 metros del parquet para, encarando a Yiyo, lanzar una vaselina que destapó la incredulidad del respetable granota ante el que era el 4-3. No fue el último tanto del enfrentamiento, desplegó el portero-jugador el cuadro visitante y tras varias intentonas que lograron remate, a falta de 9.1 segundos, Nacho Gil firmaba el reparto de puntos en la séptima jornada de la Segunda División de fútbol sala.