Skip to main content
ES
Levante UD

Levante y Zaragoza en la historia

La exposición en el palco VIP del Ciutat de València con motivo del partido entre el Levante y Zaragoza ofrece un viaje fascinante a través de la historia compartida entre ambos clubes. En el centro de la exhibición destaca la imponente copa que consagró al Levante como campeón del Trofeo Lapetra en agosto de 2018. Se trata de uno de los torneos con mayor prestigio y abolengo del balompié nacional. El Levante incluyó su nombre junto a grandes referentes del fútbol mundial. Una mirada al palmarés de esta competición confirma este planteamiento.

Los documentos nos transportan a momentos clave de esta relación que comenzó a gestarse sobre el verde en los albores de los años cuarenta en los tiempos de la fusión del Levante FC y Gimnástico FC. El acta del partido de la Copa Generalísimo entre UDLG (Unión Deportiva Levante-Gimnástico) y Zaragoza en abril de 1941 nos sumerge en ese pasado. El contrato de cesión de García Traid en noviembre de 1956 ilustra la colaboración estratégica entre los dos clubes.

La eliminatoria de la Copa Generalísimo en la temporada 1958-1959 es otro punto culminante, con las fichas de los jugadores revelando la complejidad de una eliminatoria que cayó del bando aragonés, aunque la emoción se mantuvo hasta el pitido final en el partido de vuelta disputado en Vallejo. La llegada de Antonio Gausí desde el Real Zaragoza al Levante a fines de los cincuenta resalta las conexiones establecidas.

El álbum de la plantilla del Real Zaragoza del curso 1964-1965 nos ofrece un vistazo a los rostros detrás de la rivalidad en el campo. Aquel curso el Levante y Zaragoza compartieron espacio en el marco de Primera División. Los cromos de aquellos jugadores eran piezas codiciadas para los coleccionistas.

La rescisión del contrato de Rodri en enero de 1966 para poner rumbo a Zaragoza y la licencia de Ángel Miñes para la temporada 1971-1972 revelan los movimientos de jugadores entre los clubes, entretejiendo una red de conexiones que va más allá del terreno de juego.

Las fichas de jugadores de la primera plantilla del Levante para la temporada 1990-1991, con nombres como Blesa, Vitaller y Abad, subrayan la influencia del Zaragoza en el Levante de la segunda mitad de los ochenta. El Levante de los maños como se conocía a aquel equipo en el que habría que añadir a Latapia. Y la foto de Paco Salillas, destacado goleador del club granota formado en las filas del Real Zaragoza, cierra este recorrido histórico marcado por la nostalgia.

En conjunto, estos documentos no solo son testigos de la historia compartida entre el Levante y el Zaragoza, sino que también reflejan la pasión, el sacrificio y el espíritu competitivo que han definido esta relación a lo largo de los años. Esta exposición es un homenaje a esa historia y una celebración de la emoción del fútbol.

Nota; la exposición estará visible en el Palco VIP del Ciutat de València hasta el próximo jueves 11 de abril. Cualquier aficionado puede visitarla en horario de oficina.