Noticia

La hora del Levante

Atención, la fecha de publicación de esta noticia es: 28/04/2017 12:23h.

Hay partidos diseminados por la cronología que establece la competición y hay partidazos que focalizan la atención sobremanera por la tremenda significación y por la enorme trascendencia que concitan. Parece una evidencia que el Levante afronta mañana ante el Oviedo, sobre el verde del Ciutat de València, uno de esos encuentros de tendencia superlativa que, de tanto en tanto, apaceren subrayados en rojo por el ámbito del campeonato de la regularidad ante la importancia y la majestuosidad que adquieren. Todo está justificado si sobre el horizonte más cercano surge el registro imponente que marca el universo de la Primera División. La meca del balompié vuelve a abrir sus puertas a la sociedad azulgrana. No hay subterfugios, ni mensajes caracterizados por la contradicción en el choque programado antes las huestes del Principado de Asturias, vinculado a la jornada trigesimosexta de LaLiga 1|2|3. Las coordenadas están perfectamente establecidas. No hay posibilidad de incurrir en el error. Todo lo que acontezca en el feudo de Orriols puede ser determinante.

En ese sentido, no habrá que desviar la mirada hacia otros espacios de la geografía futbolística. El epicentro de la acción está en exclusiva en el coliseo azulgrana. Y no hay más dependencia que las propias prestaciones que sean capaces de emitir los futbolistas blaugranas. La victoria cotiza al alza por los márgenes del Ciutat. Es un bien que cuenta con un valor inestimable. El Levante, al filo de las ocho de la tarde del sábado 29 de abril, puede adquirir la inmortalidad. Y únicamente hay un requisito para conquistar esa condición; vencer al Oviedo y añadir tres puntos más al expediente granota. Las cartas están marcadas y el mundo está a los pies del Levante. La proyección superlativa durante el ejercicio liguero en recorrido le permite experimentar estas emociones cuando todavía restan infinidad de batallas para el desenlace final de la competición. No es el caso para el grupo que conduce López Muñiz desde el banquillo.

El Levante ha desafiado la velocidad del sonido desde que la competición naciera en el mes de agosto de 2016 en el feudo de Los Pajaritos de Soria. Desde ese prisma, la seguridad que destila es absoluta. Su condición de líder es incuestionable. Y quizás no haya mejor prueba de esa fortaleza que la distancia que aleja a la sociedad blaugrana del resto de sus perseguidores en la clasificación geneal. Arquetipo de esa inercia es también el hecho de poder alcanzar el sueño del ascenso en la jornada trigesimosexta de LaLiga 1|2|3. Si algo llama la atención es la lejanía con el cierre del torneo. El desafío incluye en el registro al Oviedo. No se trata de un adversario secundario en el concierto del campeonato. El Levante acostumbra en las últimas semanas a retos trascendentes ante rivales emparentados en virtud de su ubicación en la zona alta de la tabla. Getafe y Cádiz cumplen con esta fomulación. El Oviedo sigue estos cánones. Y el futuro depara duelos ante el Girona y Tenerife.

¿Y cómo se afronta este encuentro? Morales ofrece respuestas. “Tenemos que estar muy tranquilos y que el ansia de querer ganar no nos pueda. Afrontamos el encuentro con mucha alegría, con muchas ganas y con mucha ilusión, pero hay que salir muy concentrados”. El Comandante resalta la complejidad de la cita y apela a cuestiones emocionales para dominar los sentimientos que pueden invadir al colectivo granota. La calma y la paciencia son componentes que acentúa el atacante. Muñiz incide en una línea argumental pareja y añade la complejidad que significa medirse al Oviedo.

“Intentaremos aprovechar la oportunidad ante un rival que se juega mucho. Es un muy buen equipo, con un juego muy claro y que saca mucha rentabilidad a los goles que hace. Me gusta respetar al equipo que viene y se está jugando entrar en ascenso. Nos jugamos tres puntos que nos dan el ascenso. Para ganar un partido hay que sufrir mucho y así lo vamos a intentar mantener hasta el final. No nos conformamos nunca con el empate pero no nos gusta que el partido sea un correcalles, porque no te lleva a ningún sitio. Hay momentos que interese desmelenarse y otros en el que haya que ganar desde el orden”. No obstante, el partido presenta un componente emocional que enfatiza el propio entrenador. El técnico pone voz a ese sentimiento que impregna el duelo. “Me dices lo del ascenso y se me ponen los pelos de punta. Este ascenso quiero recordarlo, vivirlo, disfrutarlo y que no se me olvide nunca. Me gustaría vivirlo y disfrutarlo con todos, con la gente, con el grupo, con vosotros. Ya viví el ascenso de Málaga y hay cosas que no recuerdo”.

Ciutat de València Real Oviedo LaLiga 1|2|3

Noticia
LUD 2-6 SFC

Un partido para desterrar de la memoria pronto

Concepto de equipo, y posiblemente elevado a su máximo exponente, en aras a recuperar las emociones y la autoestima extraviada tras la virulencia del impacto sufrido en el transcurso del partido disputado ante el Sevilla F.C. en los márgenes del Ciutat de València. El levantinismo quedó en estado de schok en una matinal aciaga ante todo lo acontecido sobre la...

Noticia

​Paco López; “Hemos perdido este asalto, pero quedan 35 jornadas y este equipo está muy vivo”

“Hemos perdido este asalto, pero quedan 35 jornadas y este equipo está muy vivo”. Fue el mensaje que emergió desde el corazón de Paco López en la sala de prensa del Ciutat después de la derrota saldada ante el Sevilla F.C. El técnico salió al rescate del colectivo que dirige. No considera que el bloque azulgrana esté bordeando la línea...