Noticia
LUD 2-1 RSO

¡Sí se puede! Emocionante victoria frente a la Real Sociedad para meterse de lleno en la pelea por la salvación

Levante UD: Cárdenas; Miramón, Róber Pier, Duarte (Postigo, 75’), Vezo, Son; Pepelu, Radoja (Roger, 75’), Campaña (Melero, 62’); Morales (Malsa, 91’) y Dani Gómez (Bardhi, 62’).

Real Sociedad: Remiro; Gorosabel, Zubeldia, Le Normand, Rico; Rafael (Januzaj, 84’), Zubimendi, Merino (Illarra, 91’), David Silva; Isak (Portu, 84’) y Sorloth.

Árbitro: Alberola Rojas (Colegio Castellano-Manchego). Amonestó a los levantinistas Róber Pier (51’) y Postigo (89’) y, por parte de la Real Sociedad, a Isak (38’), Rico (87’) y Le Normand (89’).

Goles: 1-0, min. 53: Miramón. 1-1, min. 66: David Silva. 2-1, min. 89: Melero (p).

¡Sí se puede! ¡Sí se puede! ¡Sí se puede! El Levante UD, y son hechos no palabras, se va a dejar la vida en su lucha por una salvación que hasta hace unas semanas parecía una quimera. Pero cuando se produce un derroche de entrega como la mostrada por los granotas frente a la Real Sociedad, queda claro que el propósito no es una boutade. El primer gol fue de un héroe reconocible pero de los pocos comunes en estas tareas, si bien se está multiplicando conforme se suceden las jornadas. Jorge Miramón adelantó a los de Alessio Lisci, un calentón que se apagó con el tanto del empate de David Silva. El final tenía tintes dramáticos, los minutos pasaban y, para no engañarse, había que ganar sí o sí. Y llegó el penalti sobre Roger. La responsabilidad la asumió Gonzalo Melero, que volvió a mostrarse certero desde los 11 metros. No falló, no perdonó, no se lo habría podido perdonar. Gol. Y victoria.

A lo largo del primer tiempo se vio claramente lo que había en juego para unos (las posiciones europeas) y para el conjunto de Orriols, peleando por la permanencia en la Liga Santander. Mientras que los donostiarras pecaban de nerviosismo a la hora de sacar la pelota jugada, opciones que aprovechaban los de Alessio aunque sin acertar con la portería, arriba los txuri-urdin amenazaban con pólvora de primera clase. Cárdenas sacaba una mano milagrosa arriba, cuando ya se había arrojado en su salida hacia el primer palo, para evitar el 0-1 de Isak. Posteriormente, el rápido atacante visitante estrellaría un zambombazo contra el travesaño pero antes su compatriota Sorloth ya había enviado el cuero al poste derecho de un cabezazo, ganándole la espalda a la zaga azulgrana. En el otro extremo del rectángulo de juego, Morales aguardaba con el cuchillo entre los dientes para aprovechar alguna de las imprecisiones de la zaga rival elaborando jugada. Pero se estrelló hasta en tres ocasiones en Álex Remiro. En el 27, el Comandante cogió la calle de en medio, recortó hacia afuera y su disparo con la izquierda lo atrapó bien colocado el portero.Ya en el 36’, Dani Gómez dio el pase de la muerte al getafense para que el cancerbero de la Real volviera a lucirse ante su disparo y al filo del descanso, con los mismos protagonistas: el ‘Moro’ ganó el esférico en un despiste en la frontal y de nuevo el arquero del equipo de Imanol se hizo gigantesco. Tanto como Son en una de las acciones anteriores cuando Gorosabel, tras una cesión de Silva al interior del área, tiraba cruzado, salvando la salida de Cárdenas, y el lateral la sacaba casi bajo palos. De infarto y faltaba medio encuentro por disputarse.

Si antes del descanso el partido había sido emocionante, tras el paso por los vestuarios subieron los decibelios en el Ciutat de València. Y empezaron a caer los goles, el primero de ellos en el casillero levantinista. Habían transcurrido ocho minutos y un peleón Dani Gómez recogía la pelota en la frontal, se la cedía a Campaña y el sevillano prolongaba hacia un Miramón que cruzó perfecto para superar a un Remiro que hasta el momento parecía imbatible. Por fin se abría la lata y se podía empezar a soñar con el triunfo, si bien la escuadra vasca había dado ya muestras sobradas de ser temible en su vanguardia. Rico avisaba con un tiro que se perdió lamiendo la madera y, en el 66’, Silva saltaba para cabecear a la red un centro de Gorosabel después de que instantes antes Isak volviese a estrellar el balón en el travesaño (1-1). La Real pudo adelantarse en un remate de nuevo del de Arguineguín que desvió en ultimísimo término Róber Pier y, en el 87’, la gran oportunidad en la loca carrera de los azulgranas hacia la salvación: penalti de Rico sobre Roger. El encargado de ejecutar iba a ser Melero y no falló, engañando totalmente al cancerbero. El madrileño establecía un 2-1 que ya no se alteraría y que volvía a hacer soñar a la parroquia levantinista con la permanencia o, al menos, y ya es mucho decir tras esta temporada, tener opciones de pelearla.

Incidencias: Jornada 35 de la Liga Santander. Ciutat de València. 17.278 espectadores.


Noticia
LUD 1-0 MCF

El Levante UD se reencuentra con el triunfo ante su afición

El Levante UD se reencontró con la victoria en el Ciutat de València y sumó tres importantes puntos que le permiten continuar en los puestos de promoción.Las ocasiones más claras de la primera mitad llegaron por parte del bando local. La primera aproximación destacada estuvo protagonizada por De Frutos y Pablo Martínez a los quince minutos de comenzar el encuentro....